Aprueban iniciar un proceso de "salvataje" para Oil Combustibles

El salvataje "tiene por objeto permitir la reorganización de la empresa sin liquidación manteniéndola en actividad en el mercado, situación que resulta de toda conveniencia en tanto se protegen las fuentes de trabajo", sostuvo el juez Javier Cosentino en su fallo.

El juez en lo Comercial Javier Cosentino dio inicio ayer al proceso de salvataje de la empresa concursada Oil Combustibles, del Grupo Indalo, con el objetivo de evitar su quiebra.

“Oil Combustibles S.A., de acuerdo a las constancias de la causa, se encuentra en condiciones de acceder al salvataje”, sostuvo el juez Cosentino, en dirección contraria a lo que había opinado la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) cuando reclamó la quiebra para poder cobrar las deudas de la empresa con el organismo.

El salvataje “tiene por objeto permitir la reorganización de la empresa sin liquidación manteniéndola en actividad en el mercado, situación que resulta de toda conveniencia en tanto se protegen las fuentes de trabajo”, sostuvo el juez en su fallo de 13 páginas.

Además “se continúa con la oferta de bienes y servicios atinentes al giro propio empresarial con todos los beneficios directos e indirectos que acarrea ello para la sociedad en general y para el Estado, e incluso se beneficia a los acreedores, quienes en mayor o menor medida suelen ver frustrado el cobro de sus créditos en la quiebra”, remarcó el magistrado.

Al dar inicio a la posibilidad del salvataje, el juez dispuso “la apertura de un registro en el expediente por siete días, a fin de que los interesados en la adquisición de las acciones representativas del capital social de la sociedad anónima concursada, se inscriban”.

El pedido de ingresar al salvataje había sido presentado por los administradores de la empresa, Ignacio Rosner y Santiago Dellatorre, mientras que la AFIP sostenía que la única forma de cobrarse sus deudas con Oil Combustibles era a través de la quiebra.

Oil Combustibles acumuló una deuda de 8.000 millones de pesos con la AFIP por no haberle rendido lo recaudado a través del impuesto a las transferencias combustibles.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico