Argentina aprobó la primera vacuna contra el cáncer de pulmón

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) autorizó la utilización de la primera vacuna terapéutica para combatir el cáncer de pulmón, descubrimiento de científicos argentinos que estará disponible desde julio.

Claudia Saidman, es vocera de ANMAT (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica), y se refirió a la aprobación que se realiza en Argentina de la primera vacuna para combatir el cáncer de pulmón.

Esta vacuna, preventiva y terapéutica,  se complementará con otros tratamientos y estará disponible en julio y utiliza el sistema inmune del cuerpo para atacar a los tumores.

La investigación se llevó a cabo por profesionales argentinos,  con un consorcio de evaluación internacional, donde se evaluó en todas las fases en varios lugares del mundo, explicó Saidman en diálogo con Radio Del Mar.

“Estamos en la fase 3 de investigación, se puede encontrar en la base de datos cómo fue evaluada en los casos más desarrollados, y actúa como inmunoestimulante, como un antígeno que estimula las defensas del individuo, se utiliza en cáncer de pulmón en fases avanzadas”, dijo.

Esta vacuna se estudia hace varios años con un mecanismo particular, y se pueden utilizar en pacientes que reciben quimioterapia radioterapia, y fue evaluada por científicos del INAME (Instituto Nacional de Medicamentos) y ANMAT.

La especialista indicó que “los beneficios superan a su riesgo, hasta el momento estaba probado bajo una situación especial, y por disposición dictada  por ANMAT, tanto para enfermedades pocos frecuentes y serias”.

La aprobación bajo la disposición, permite el acceso más rápido de los pacientes a esta medicación, que estará disponible a partir de julio para los pacientes, a través de las obras sociales, las prepagas o la cobertura pública.

La investigación se desarrolló en un trabajo conjunto integrado por la Universidad Nacional de Quilmes, el Instituto de Oncología Angel Roffo, el Hospital de Pediatría Garrahan, el Conicet, la Universidad de Buenos Aires, el Centro de Inmunología Molecular de La Habana (CIM), en Cuba, y la empresa argentina Elea.

Desde el surgimiento de la idea hasta la realización de los ensayos clínicos que demostraron la eficacia y la seguridad de la vacuna, participaron 100 personas de diferentes profesiones; mientras que en los ensayos clínicos con 600 pacientes, se demostró que la vacuna terapéutica puede triplicar el porcentaje de pacientes que viven dos años después de su aplicación con respecto al grupo de control, que sólo recibió radioterapia o quimioterapia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico