Argentina asume hoy un difícil debut en el Mundial de hándbol

Los Gladiadores se enfrentan a Dinamarca, actual subcampeón del mundo y de Europa, desde las 15. El cuadro “albiceleste” y los daneses integran el grupo D, junto a otras tres potencias europeas como Rusia, Polonia y Alemania, más Arabia Saudita.

 El seleccionado argentino masculino de hándbol debutará hoy en el 24º Mundial de la especialidad, cuando se enfrente con el poderoso equipo de Dinamarca, actual subcampeón mundial y europeo, en un partido correspondiente al Grupo D del torneo que se lleva a cabo desde ayer en Qatar.

El encuentro se jugará en el estadio Lusail Multipurporse Hall, de Doha, desde las 15 (hora de Argentina) con televisación de TyC Sports.

Será la décima participación consecutiva de los argentinos, que no faltan a una cita mundialista desde su debut en Japón en 1997. El principal objetivo será pasar a octavos de final y mejorar el 12º puesto conseguido en Suecia 2011.

El sorteo no fue nada amable con Los Gladiadores, ya que quedaron encuadrados junto a los daneses, uno de los cuatro firmes candidatos al título, y otras tres potencias europeas como Rusia, Polonia y Alemania, más Arabia Saudita.

El calendario argentino continuará el domingo frente a Polonia y el martes contra Arabia Saudita, ambos a las 13. Su cuarto encuentro será el jueves a las 15, ante Alemania, y cerrará su participación en la fase de grupos el sábado 24 a las 13, con Rusia. Para clasificar a los octavos de final, Argentina deberá quedar entre los cuatro primeros de su zona.

Eduardo Gallardo, el entrenador nacional, llega a este certamen con un equipo sólido, que combina una buena cuota de experiencia y juventud, pero por encima de todas las cosas, pleno en la parte física, algo que no pasó en los Juegos Olímpicos Londres 2012 o en el Mundial de España 2013.

Por esa razón, si “Dady” consigue que sus jugadores exploten al máximo sus capacidades y desarrollen un juego en equipo ensamblado, la posibilidad de vencer a uno de los europeos no será sorpresa y el sueño de clasificación la segunda ronda estará más cerca.

El talento de Diego Simonet, el mejor central de la pasada Liga francesa (juega en Montpellier), será una clave para el equipo argentino, ya que de su capacidad para hacer fintas, transiciones rápidas y generar espacios, depende la ofensiva “albiceleste”.

La capacidad táctica del central Sebastián Simonet, el cerebro armador del juego, la firmeza defensiva del capitán y experimentado pivote Gonzalo Carou, y la solidez del arquero Matías Schulz también serán factores de importancia para la suerte del equipo.

Como preparación, antes de viajar a tierras qataríes, los dirigidos por Gallardo participaron de un cuadrangular en Nantes que incluyó dos partidos ante Francia (derrota 33-19) y Argelia (victoria 21-20).

Enfrente estará nada más ni nada menos que Dinamarca, una verdadera potencia del balonmano, con jugadores dotados técnica y tácticamente, tanto en defensa como en ataque, y que contará con Mikkel Hansen, elegido el mejor jugador del Mundo en 2012 y uno de los tres mejores de la actualidad.

Los nórdicos casi no tienen puntos flojos en su juego, ya que disponen de un jugador de elite en cada puesto titular y tienen un potencial físico asombroso. Lo único que se les puede reprochar, es que perdieron las últimas dos finales en el Mundial 2013 ante España (35-19) y en el Europeo 2014, como local, ante Francia (41-32).

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico