Argentina conocerá hoy el grupo que le tocará en el Mundial de Rusia 2018

Los actuales subcampeones del mundo partirán como cabezas de serie, con el riesgo de enfrentar en la primera ronda a algún grande de Europa como España o Inglaterra. El sorteo tendrá la participación estelar de Diego Armando Maradona.

Argentina empezará a jugar hoy, junto a otros 31 seleccionados nacionales, la 21ra. Copa del Mundo de Rusia 2018, cuando en horas del mediodía comience a desarrollarse el correspondiente sorteo en el Palacio del Kremlin, en Moscú, donde los actuales subcampeones ecuménicos partirán como cabezas de grupo, con el riesgo latente de enfrentar en primera ronda a algún grande de Europa como España o Inglaterra.

El sorteo, que se extenderá por espacio de una hora, se iniciará a las 12 de Argentina (las 18 de Moscú) y será televisado en directo por TyC Sports y TyC Sports Play, con una transmisión que se extenderá desde las 10 hasta las 14.

Los cuatro bolilleros, en cada uno de los cuales se incluirán ocho países, estarán a cargo de la misma cantidad de ex futbolistas de países que fueron campeones mundiales a lo largo de la historia, con la salvedad de Nikita Simonyan, que ganó la medalla de oro olímpica en Melbourne 1956 y hoy, a los 91 años, representará al anfitrión, Rusia.

De los otros siete, salvo el uruguayo Diego Forlán, el resto se consagró campeón del mundo jugando por la selección de su país, con Diego Maradona a la cabeza. Además recogerán bolillas para armar los ocho grupos de cuatro participantes cada uno, Carles Puyol (España), Fabio Cannavaro (Italia), Laurent Blanc (Francia), Cafú (Brasil) y Gordon Banks (Inglaterra).

La presentación de este acto en el que rodarán pelotitas mucho más pequeñas que una “número cinco”, pero que marcarán el destino de 32 selecciones en este proceso histórico del fútbol que les toca atravesar, estará a cargo del ex goleador británico Gary Lineker y la periodista deportiva rusa María Komándnaya.

La diferencia respecto de un partido de este Mundial, que se extenderá desde el 14 de junio hasta el 15 de julio, es que cada una de las 32 “pelotitas” tendrá nombre propio, y se ubicará según su historia y linaje en cada uno de los cuatro bombos desde donde se irán armando las zonas.

El Bombo 1 corresponderá a los denominados “cabezas de serie”, que surgieron del “ránking FIFA”, entre los que está Argentina y, por supuesto, el país organizador, Rusia.

La otra media docena de componentes de ese agrupamiento se conforma con Alemania, Brasil, Portugal, Bélgica, Polonia y Francia.

El Bombo 2, mientras tanto, contendrá a tres campeones del mundo como España, Inglaterra y Uruguay, y se completará con Suiza, Colombia, México, Perú y Croacia.

En el Bombo 3 ya se establecerá una composición en la que predominarán seleccionados de tercer nivel mundial como Dinamarca, Islandia, Costa Rica, Suecia, Túnez, Egipto, Senegal e Irán.

Y en el Bombo 4 la constante no se modificará demasiado respecto del anterior, ya que lo integrarán Serbia, Nigeria, Australia, Japón, Marruecos, Panamá, Corea del Sur y Arabia Saudita.

A partir de esta distribución, el sorteo comenzará por el Bombo 1 y finalizará por el 4. Se extraerán todas las bolillas de uno antes de pasar al siguiente. En primer lugar se extraerá una de las selecciones y a continuación otra del “quinto” recipiente en el que estarán los grupos, para asignar las posiciones en las que jugarán los distintos equipos.

La única restricción es que no podrán coincidir dos selecciones de la misma Confederación en un grupo, a excepción de Europa. Es que al tener 14 representantes de los 32 participantes, podrá haber como máximo dos equipos del Viejo Continente por zona, de modo que en seis de ellas se incluirán dos selecciones europeas.

Los riesgos para el equipo argentino pasan porque desde el Bombo 2 le pueden llegar tranquilamente España o Inglaterra, del 3 Dinamarca o Suecia y del 4 Nigeria, su último verdugo en el amistoso jugado hace menos de un mes justamente en Rusia, donde los africanos se impusieron por 4 a 2.

Inclusive el destino y el azar hasta podrían “acordar” una denominada “zona de la muerte” idéntica a la del Mundial de Corea-Japón 2002, cuando el seleccionado dirigido por el “alter ego” de Sampaoli, el “Loco” Marcelo Bielsa, compartió grupo con Inglaterra, Suecia y Nigeria, con el recordado final de la eliminación en primera ronda.

Pero agorerías al margen, lo concreto es que Argentina estará en este Mundial ruso seguramente ante la última oportunidad de que esta “Generación Messi” pueda levantar una copa después de las recientes y lacerantes frustraciones en las finales del Mundial de Brasil 2014 y las Copa América de Chile 2015 y los Estados Unidos 2016.

Pero en este Mundial ya existe algo que colocó a Argentina en el primer lugar: es el país que más entrenadores aportará, con cinco de 32. Ellos serán, además de Sampaoli, los técnicos Juan Antonio Pizzi en Arabia Saudita, José Pekerman en Colombia, Héctor Cúper en Egipto y Ricardo Gareca en Perú.

El Palacio del Kremlin, un sinónimo del gobierno ruso, es un espacio destinado hoy en día a grandes conciertos y es además la residencia del presidente, Vladimir Putin, que estará presente en el sorteo.

Allí, ante sus ojos y los del mundo entero que lo estará viendo desde cada rincón del planeta, se encenderá mañana la antorcha invisible de esa expectativa que recorrerá sin parar las vísceras del mundo “futbolero” hasta la mitad exacta de julio de 2018, cuando en el Estadio Olímpico Luzhnikí, de Moscú, el mismo lugar donde se jugará el partido inaugural, se baje la cortina con un campeón, que bien podría ser Argentina.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico