Argentina logró un histórico triunfo frente a Polonia y Julio Velasco tuvo su día de furia

El equipo nacional sufrió errores arbitrales groseros, pero levantó el partido y ganó en cinco sets ante el actual campeón del mundo que se quedó sin invicto. El DT, caliente, se sacó y reaccionó. Hoy desde las 11, la Selección se medirá con Serbia.

Ayer en el comienzo de la segunda ronda del Campeonato del Mundo Italia-Bulgaria, la Selección Argentina de vóleibol masculino conquistó una victoria memorable sobre Polonia, que llegaba invicto, por 3-2 (16-25, 25-19, 25-23, 23-25, 16-14). Reponiéndose de dos fallos insólitos que casi entregaron el partido a los europeos, Argentina dio el batacazo y frenó a los campeones defensores propinándoles su primera caída en el torneo. En un gran partido a nivel colectivo, Cristian Poglajen fue el máximo anotador con 14 puntos. Hoy a las 11:00, los dirigidos por Julio Velasco enfrentarán a Serbia con transmisión de la TV Pública.

Argentina comenzó con dificultades en recepción que complicaron a su vez su desempeño ofensivo (3-8). El ingreso de José Luis González promovió una recuperación de la Selección, pero nuevamente el bloqueo y contraataque polaco hicieron su parte para sostener la ventaja. Agresivo con Kurek y Kochanowski en la red, el conjunto europeo encaminó el set y lo cerró 25-16.

El juego se emparejó en la segunda etapa, con la Selección más precisa en la definición para lograr su primera ventaja en el 9-8. Polonia continuó presionando en saque y aprovechó sus chances de contra para revertir, pero una serie de errores europeos y el ingreso de López fueron las claves para el 17-14 argentino. En su ingreso, De Cecco distribuyó el juego y buscó a sus puntas para sostener al equipo en la delantera hacia el empate, 25-19.

El equipo de Velasco repitió la fórmula y continuó presionando desde el saque para incomodar a los polacos en el 8-4. Un golpe entre González y López obligó al punta a salir de la cancha, lo que interrumpió el buen ritmo nacional y emparejó el desarrollo. A pesar de eso, Poglajen apareció en el tramo siguiente para liderar al equipo al 19-16 y la Selección continuó aferrada a su defensa y contra para entrar a la zona de cierre. Si bien Polonia intentó y aprovechó algunas imprecisiones nacionales, Zanotti con una diagonal rotó para darle el 25-23 a Argentina.

Nuevamente Poglajen fue el motor nacional en el 8-6 del cuarto parcial, pero Nowakowski empató el juego en 11 con un gran bloqueo y todo siguió parejo en la continuidad. Solé y Crer se mantuvieron activos para darle una nueva ventaja a la Selección, que sin embargo falló dos pelotas consecutivas y todo quedó igualado en 20. El saque de Schulz fue una bisagra para Polonia, que dio vuelta el tablero y terminó por definirlo con mayor precisión, 25-23.

Zanotti aportó en la red para empujar a la Selección al 6-3 inicial en el tie break, pero Polonia apretó en saque y bloqueo hasta lograr el empate en 7. Conte contribuyó desde el banco con una gran tapa para el 10-9 nacional, pero el cierre se vio seriamente influido por decisiones arbitrales, que le dieron la chance de cierre a Polonia luego de dos fallos en contra de Argentina. Sin embargo, la Selección dio una muestra de coraje y en una remontada inolvidable, dio vuelta el tablero con Conte y lo cerró con Solé, 16-14.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico