Asaltan a pareja mientras dormían y le desvalijan la casa en Standart

Elías dormía con su pareja. Escuchó ruidos en la puerta y cuando se quiso incorporar los delincuentes entraron con puerta y todo. Uno de ellos calzaba borceguíes y llevaba un revólver con el que amenazó a la pareja. A Elías le pegaron con una manopla en la cara y le desvalijaron la casa. Le llevaron hasta la garrafa que tenía para cocinar.

Un nuevo asalto a mano armada tuvo lugar en Comodoro Rivadavia, esta vez en la zona norte de la ciudad. Fue ayer a las 4 de la madrugada en 8 de Diciembre y avenida Nahuel Huapi del barrio Standart Norte.

Una pareja, que dormía plácidamente, tuvo un abrupto despertar a causa de la irrupción de tres delincuentes. Elías le contó a Diario Patagónico que estaba en la cama cuando escuchó ruidos en la puerta. Primero pensó que eran los perros que rasguñaban la chapa, pero al ver que se movía creyó que era acción del viento. Cuando se acercó y puso la mano en el picaporte, tres delincuentes encapuchados ingresaron a la vivienda con puerta y todo.

Los asaltantes lo amenazaron y uno de ellos, que llevaba una manopla, le pegó una trompada en el rostro, lo que le produjo un corte en el pómulo derecho.

Otro de los asaltantes calzaba borceguíes y llevaba un revólver. Ese delincuente, el que estaba armado, tenía acento porteño.

“Tirate al piso, tirate al piso, queremos la plata, la plata” le repetían a la víctima. “Estaban encapuchados; el que apuntó con revólver tenia ‘borcegos’. Me decían ‘andá a la pieza y quedate quieto’; tenía una tonada porteña; no te muevas de ahí porque te voy a partir la cabeza” sostuvo Elías ante este diario. Mientras, otro de los delincuentes tomó un cuchillo de la cocina y con esa acción intimidó aún más a la pareja.

Los delincuentes -dijo la víctima- querían televisores plasmas y celulares. Pero se llevaron una garrafa, una sierra circular, una amoladora y un equipo de música. Luego se escaparon en un vehículo sin chapa patente –del que este diario se reserva características en estas primeras horas de la investigación para no entorpecer el trabajo de los pesquisas-.

El que había tomado el cuchillo lo arrojó y del mismo la Policía Científica levantó huellas.

Elías reclamó más seguridad en el barrio. Por ejemplo, que la Policía “se pegue una vuelta a la madrugada; cuando hay viento; o los sábados y domingos a la noche”.

La investigación y esclarecimiento del delito es responsabilidad de la Seccional de Kilómetro 8 y de la Brigada de Investigaciones.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico