Asaltan un kiosco y en la fuga disparan contra el comerciante quien resultó ileso del ataque

Sucedió ayer sobre las 18:30 en el barrio La Floresta. En la persecución el comerciante chocó su automóvil contra otro estacionado y los delincuentes lograron escapar.

Un violento robo perpetraron ayer tres delincuentes armados en un comercio del barrio La Floresta. La víctima persiguió en su vehículo a los ladrones y como respuesta le dispararon en más de una ocasión. El hombre que resultó ileso de los tiros, chocó  contra un automóvil estacionado, informaron las fuentes consultadas por Diario Patagónico.
El asalto se produjo sobre las 18:30 en el kiosco “El Tata”, situado sobre Los Alamos y Granaderos, cuando la víctima se encontraba junto a un amigo. La tarde se presentaba tranquila hasta que irrumpieron tres jóvenes armados.
De acuerdo a la información a la que accedió este medio, los malvivientes hicieron arrojar al piso al comerciante y a su amigo. Luego, se dirigieron hasta la caja registradora para alzarse con el dinero de la recaudación que hasta anoche la policía no podía precisar debido a que faltaba realizar el arqueo.
Una vez que los intrusos emprendieron la fuga en un vehículo, el comerciante no dudó en subir al suyo para perseguirlos. En esa peligrosa persecución, los delincuentes advirtieron la actitud de la víctima y uno de ellos sacó su arma para disparar contra el kiosquero.
Por fortuna, el hombre alcanzó a esquivar los disparos que retumbaron a pocos metros de su negocio y finalmente terminó chocando a un vehículo estacionado. En tanto, los asaltantes se salieron con la suya y escaparon con rumbo desconocido, indicaron fuentes policiales.
En el robo tomó intervención personal de la Seccional Cuarta y la Brigada de Investigaciones. Al cierre de esta edición, la División de Criminalística efectuaba una secuencia fotográfica por la zona cercana al kiosco “El Tata” y se recolectaban pruebas en procura de dar con los sospechosos.

OTRO ROBO
Sobre las 20, un comerciante de la avenida Canadá y Carlos Gardel del barrio Roca sufrió un robo armado por parte de un solitario delincuente que lo amenazó con un arma y se alzó con alrededor de 300 pesos. El propietario del local no quiso radicar la denuncia y no aportó datos del sospechoso, informaron autoridades de la Seccional Tercera.
El asalto se registró en el comercio “San Agustín” cuando en cuestión de segundos un hombre amedrentó al dueño del kiosco para pedirle la recaudación. Sin titilar, la víctima entregó todo el dinero que tenía en la caja y luego puso en aviso a la policía.
Sin embargo, el propio comerciante se negó a aportar detalles sobre lo sucedido y a una posible citación con respecto a la causa que iniciaron de oficio los efectivos policiales.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico