Asaltaron a un matrimonio mientras dormía siesta en su casa del Amaya

Dos delincuentes, uno armado, irrumpieron ayer por la tarde en un domicilio de la calle Código 475, cuando sus propietarios descansaban. Las víctimas fueron amenazadas y obligadas a entregar dinero. Luego, los ladrones los dejaron encerrados para poder escapar.

El robo se produjo poco antes de las 16 en una vivienda situada a dos cuadras de la avenida Chile, en el barrio Abel Amaya. Lo curioso del asalto fue que se registró en un horario en que hay mucho movimiento de automovilistas y peatones en esa zona.

De acuerdo a la información brindada desde la Unidad Regional de Policía a Diario Patagónico, el matrimonio descansaba en momentos en que se vieron sorprendidos por los delincuentes que barretearon la puerta para acceder al inmueble. Previo a ello, sortearon las rejas y el paredón del lugar.

Con los rostros semicubiertos los individuos encañonaron a sus víctimas y le exigieron dinero. Actuaron de manera agresiva verbalmente, pero no golpearon a los moradores.

El dueño de casa entregó todo el dinero que tenía en su poder que oscilaría en los 1.500 pesos y luego los asaltantes escaparon.

Con el testimonio de los vecinos se investiga la participación de un tercero que habría oficiado de campana y que conducía un vehículo.

El personal policial de la Seccional Quinta junto a sus pares de la Brigada de Investigaciones trabajaron en la recolección de datos para tratar de identificar a los autores del robo armado que conmovió al vecindario. 

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico