Asalto armado en plena luz del día en Rada Tilly

El delincuente amenazó a la empleada de una heladería con un arma, la encerró en el baño y se dirigió hacia la heladera donde guardaban la recaudación del día anterior.

De acuerdo a lo que se pudo establecer, el malviviente tenía datos puntuales sobre el movimiento del local. Actuó a cara cubierta y conocía el lugar en el que se guardaba el dinero de la recaudación.

Según los datos recabados por Diario Patagónico, la empleada abrió las puertas del comercio a las 12 y apenas transcurridos 10 minutos ingresó el ladrón. Todavía no había clientes y al parecer estaba todo planificado.

La víctima fue intimidada con el arma y luego conducida a empellones hasta el baño, donde quedó encerrada. También fue despojada de su teléfono celular. Según los registros fílmicos de las cámaras de seguridad de la heladería, el individuo posteriormente se dirigió hasta una de las heladeras, se agachó y extrajo de abajo de la misma una bolsa grande con una importante suma de dinero.

Si bien el damnificado no informó a la policía sobre el monto robado, se presume que se trata de la recaudación de la jornada anterior. Tampoco en la filmación se observa un diálogo entre el delincuente y la víctima, por lo que se cree que ya contaba con el dato del sitio donde guardaban el dinero, dejaron entrever las fuentes oficiales.

Según se pudo conocer, el sospechoso mide aproximadamente 1,80 metros y al momento del ilícito vestía mameluco color rojo y lentes de sol. 

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico