Asegura que recuperó su camioneta por una nota de Diario Patagónico

Gabriel Gustavo Toro halló su pick up, domino AKJ 807, en la avenida Ducós, pero sin la cúpula, rueda de auxilio y herramientas.

El 3 de julio se publicó en este diario una nota titulada “Quiere recuperar la Ford F-100 que le robaron en Las Torres”. Allí, Gabriel  Gustavo Toro denunciaba el robo de su pick up -dominio AKJ 807- la cual le fue sustraída entre el 15 y 17 de junio en el estacionamiento del complejo habitacional Las Torres.
Cinco días después de publicada la nota, Gabriel se acercó a la redacción del diario para agradecer la publicación, en virtud de que recuperó su camioneta luego de varios días de incertidumbre.
“De vez en cuando bajamos a caminar por el mar con mi novia, y a la tarde siempre salimos a dar una vuelta. Ese lunes salimos como siempre, y a lo lejos vi una camioneta, la reconocí por los paragolpes y cuando me acerqué confirmé que era la mía”, contó emocionado en la redacción.

ABANDONADA
La pick up F-100 estaba en la curva de la avenida Ducós. Las marcas del rodado ayudaron a identificarlo ya que la misma se encontraba deteriorada a comparación del estado en que se encontraba previamente al robo.
Inmediatamente se acercó el personal de la Seccional Primera junto a integrantes de la división policial de Criminalista que pertenece al Ministerio Público Fiscal. “Hicieron las pericias, sacaron huellas y la llevaron al corralón, pero por suerte actuó rápido la Fiscalía y la pudimos retirar”, explicó Toro.
“Es una alegría enorme porque si bien es un vehículo que está viejo, tiene capacidad de carga y buen porte, el problema era que las aseguradoras no me la querían asegurar, pero ahora tendré que averiguar de nuevo porque la policía me dijo que la tienen que asegurar, que es una obligación”, destacó.
A la pick up le habían robado la cúpula, la rueda de auxilio y las herramientas que Toro tenía en la parte trasera de la camioneta. Sin embargo, este fue un detalle menor teniendo en cuenta que muchos vehículos en Comodoro Rivadavia terminan destruidos luego de que son robados o nunca aparecen.
Emocionado, Toro agradeció a cada de una de las personas que colaboraron en la larga búsqueda de la camioneta.
“Quería agradecer a todas las personas que aportaron datos y me ayudaron, compañeros de trabajo, vecinos, amigos, compañeros de arquería, mi jefe y al diario porque yo creo que al ver la nota decidieron devolverla”, aseguró.
“A Adriana, a Guillermo que me facilitó los tiempos para los trámites, al compadre Fernando, pero también a Juan por la difusión entre el personal de las distintas empresas, a Stella y su padre por datos aportados, a Gastón y su padre, a Luciana y todo el personal de  Serpecom, a Ayelen por prestar su vehículo para recorrer Sarmiento, a Rodrigo, Antonella  y Lorena por su asistencia y a toda las personas que desinteresadamente prestaron su atención a los mails y afiches que publicaban la búsqueda de la camioneta”, concluyó el aliviado propietario de la F-100.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico