Aseguran más producción de maquinaria agrícola

La producción de maquinaria agrícola podría crecer entre 10 y 15 por ciento anual en los próximos años si se mantienen las actuales condiciones de incremento de la actividad agropecuaria, la rentabilidad y las exportaciones, según estimaciones del sector.

Buenos Aires (Télam)
«La necesidad de modernización del parque de la maquinaria agrícola, el crecimiento del área sembrada y la creciente actividad exportadora permitirán mantener el incremento de la producción entre 10 y 15 por ciento en los próximos años», aseguró a Télam el director ejecutivo de la Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola (CAFMA), Manuel Dorrego.
Aunque aclaró que «ya no se puede esperar un crecimiento desbordante» como se registró en los últimos años, en especial en 2003, y admitió que la industria local trabaja casi en el máximo de la capacidad instalada, Dorrego pronosticó un «constante» incremento que permita satisfacer la creciente demanda de maquinaria agrícola, tanto en el mercado local como en el exterior.
El sector tendrá una nueva posibilidad de mostrar sus últimas novedades en CITA 2007, la exposición de maquinaria, agropartes y equipamiento de la industria agrícola organizada por la CAFMA, la Sociedad Rural Argentina y la Revista Chacra que se realizará desde el 17 al 19 de mayo en La Rural Predio Ferial de Buenos Aires.
Esta tercera edición de la muestra del Centro de Innovación en Tecnología Agropecuaria (CITA) incluirá además un ciclo de conferencias organizadas por el INTA, AACREA y AAPRESID, la entrega de los premios CITA Ternium Siderar a la innovación tecnológica y una ronda internacional de negocios de agropartes organizada por la Fundación Export.Ar.
«Hemos llegado a cifras récord en materia de producción agraria gracias a la conjunción inteligente de planificación, mano de obra calificada, semillas, fertilizantes y maquinarias, elementos que constituyen herramientas vitales para el desarrollo del campo moderno y eficiente», destacó Dorrego.
En ese sentido, el director de Chacra, Rubén Bartolomé, recordó que si en los ’90 el tipo de cambio fijo impulsó la importación de bienes de capital y la incorporación de tecnología, en los últimos años la siembra directa planteó un «nuevo escenario» que permite «mostrar al mundo las herramientas con las que se producen las materias primas» que lo abastecen.
«La intención es generar una incubadora para que el mercado externo compense una eventual reducción de la demanda en el mercado interno», afirmó Bartolomé, durante la presentación de la exposición, a la que se espera asistan más de 25 mil visitantes.
No obstante, la demanda local se mantiene firme y la venta de maquinaria agrícola aumentó 33,1 por ciento durante el primer trimestre de este año respecto a igual período de 2006, con un fuerte crecimiento de la producción local.
Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), la facturación del primer trimestre del año alcanzó 691,8 millones de pesos, contra 519,9 millones de igual período de 2006; y la cantidad de unidades vendidas ascendió a 5.657 unidades entre enero y marzo de este año, , contra algo más de 4.580 del mismo lapso del año pasado.
Desde 2003, el campo muestra un importante crecimiento de su parque de maquinarias, alentado por el incremento de la actividad, las exportaciones y la rentabilidad; pero tras el salto de ese año, cuando duplicó, el alza de la producción y venta de maquinaria ingresó en un ritmo más acorde a un sector que normaliza su situación en un mercado firme y estable.
Esto se debe a que, en los primeros años posteriores a la salida de la Convertibilidad, los dueños de campos invirtieron más en sembradoras y cosechadoras, las máquinas más caras, pero que también tardan más en reemplazarse.
De las 5.657 unidades vendidas en los primeros tres meses del año, los implementos alcanzaron a 3.205 unidades, 981 fueron tractores, 764 cosechadoras y 707 sembradoras, en su mayoría de origen nacional y casi todas provistas por pequeñas y medianas empresas.
En 2006, la venta de maquinaria agrícola aumentó 10 por ciento respecto de 2005 y 266 por ciento respecto de 2002; el año pasado la facturación total de las 50 empresas más relevantes encargadas de la producción y comercialización de esas maquinarias trepó a 2.249 millones de pesos, lejos de los apenas 613 millones registrado en el pico de la crisis económica, siempre según los datos del INDEC.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico