Aseguran que las agencias permitirán el diseño participativo de las políticas

En lo formal, Viviana Almirón y Ricardo Fueyo asumieron sus funciones como secretarios municipales de Cultura y Deportes respectivamente. Pero en lo informal, el gobierno de Martín Buzzi los declaró titulares de dos “agencias descentralizadas”, Comodoro Cultura por un lado y Comodoro Deportes por el otro. Su creación se formalizará  y se normará su funcionamiento en el reinicio del ciclo legislativo. Ambos celebran que las Agencias puedan administrar fondos privados, dando celeridad a las acciones decididas en forma participativa.

La nueva gestión municipal impuso desde el comienzo la nueva denominación de “agencias descentralizadas” a las secretarías, como forma de naturalizar el uso de ese nombre, pero todavía no se inició el trámite legislativo que demanda formalizar la creación de ambos organismos y normar su funcionamiento.
En el Concejo Deliberante esperan dar tratamiento a los proyectos que envíen Viviana Almirón y Ricardo Fueyo en marzo próximo.
Aunque, en el caso de Comodoro Cultura su titular asumió que recién en 2009 podría estar funcionando a pleno la agencia.
Además, el intendente Martín Buzzi tiene en agenda la creación de otras dos agencias descentralizadas, Comodoro Conocimiento y Comodoro Turismo, cuyos titulares serán --según se confirmó ayer a Diario Patagónico-- Rubén Zárate y Bárbara Schmalz, respectivamente.

ENTE
Fueyo destacó la jerarquía que esta gestión municipal dio al deporte, asignando al organismo el rango de Secretaría, e hizo notar que, en el gobierno de Raúl Simoncini, Mario Morón comandaba una cartera común con Cultura y Ciencias.
El funcionario sostiene que hoy la agencia es el paso previo a la creación de lo que ‚ él llamaría un “ente” de deportes, con un concejo ad honórem que integraría a representantes del Estado y el deporte federado, el barrial, el escolar, el de personas con capacidades diferentes y el de alta competencia.
Según Fueyo, el organismo definirá la política general en materia deportiva para la ciudad, armonizando las iniciativas públicas y privadas, y estableciendo un orden de prioridades para orientar la asistencia que el ente podría ofrecer, tanto con recursos del Estado como con los que recaude del  ámbito privado, especialmente entre empresas.
El ex concejal aseguró que ya hubo firmas que ofrecieron aportes a la agencia y dijo confiar que este nuevo modelo de gestión resultar  exitoso considerando el buen momento económico que vive la ciudad y los beneficios en que redundan a las empresas, en términos impositivos por ejemplo, los aportes que realizan en bien de la comunidad.

FORO
Viviana Almirón ya había sido la máxima autoridad en materia de política pública cultural de Comodoro durante la gestión de Marcelo Guinle, por entonces como titular de una dirección general, entre diciembre de 1995 y julio de 1997.
Hoy, designada secretaria y responsable de la futura Agencia Comodoro Cultura, Almirón también resaltó la jerarquización del  área decidida por el gobierno de Buzzi. “Esto va a implicar una administración independiente, que el personal y el uso de los espacios municipales de Cultura pasen a la órbita de la Agencia, va a significar la posibilidad de autogestionar actividades, una mayor capacidad de gestión de recursos que serán administrados por la Agencia, y la posibilidad de diseñar en forma participativa las políticas culturales, aunque siempre con al conducción del Ejecutivo municipal”, comentó la funcionaria.
Dijo que la agencia tendrá  un directorio y llamó “foro” al órgano que estaría contenido dentro de su estructura, dedicado al diseño de planes, programas y proyectos, y en el que estarían representados actores y entidades culturales de la ciudad que hayan logrado antes constituirse en organizaciones legalmente reconocidas, algo que Almirón asume que no será  sencillo, en tanto el grado de informalidad existente en el  ámbito de la cultura desalienta la constitución legal de asociaciones de artistas, por ejemplo.
Pero el nuevo esquema, a su entender, permitirá  superar “la lógica aplicada hasta el momento, que fue la de ‘yo pido, ustedes me dan’”, que muchas veces encuentra a los artistas en un papel mendicante frente al Estado, y otras veces al Estado como soporte de empresas que desarrollan sus propias propuestas.
Almirón aseguró que este nuevo modelo administrativo garantizará celeridad en la ejecución de las acciones decididas por el Foro, siempre que, administrando fondos provenientes del sector privado y organismo externos, la Agencia no deberá  someter sus decisiones a los circuitos burocráticos de rutina en la actualidad.
Mientras se encuentra elaborando el proyecto de ordenanza que enviará al Concejo Deliberante para formalizar la Agencia, Almirón dijo que existen en el país distintas experiencias que le sirven de modelo, especialmente la Agencia Córdoba Cultura Sociedad del Estado, aunque el nuevo gobierno de la provincia mediterránea le devolvió a ese ente el rango de Secretaría.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico