Asesinadas por su familia por no aceptar un matrimonio de conveniencia

Las dos hermanas vecinas de Tarrasa, en España, viajaron a su país engañadas.

Burlaron el honor de su familia y fueron brutalmente maltratadas y sufrieron la muerte por ello. Dos hermanas de Tarrasa (Barcelona) de origen pakistaní fueron torturadas y asesinadas el pasado viernes en su país al rechazar un matrimonio que había sido apalabrado por sus propios padres con sus primos, en un dramático nuevo episodio de los llamados ‘crímenes de honor’, legalmente vetados pero que aún son una práctica no desaparecida.

Según se ha conocido, y han confirmado las autoridades locales, las jóvenes Uruj y Anisa Abbas, de 21 y 24 años, habrían contraído matrimonio de manera forzosa con dos de sus primos residentes en Pakistán hace un año. De manera reciente, y engañadas por sus parientes, se habían desplazado hasta Nathia, el pueblo donde vive su familia, en el distrito de Gujrat, de la región del Punjab, para resolver el conflicto ya que, según parece, la familia presionaba a las mujeres para que intercediesen ante las autoridades españolas para permitir la entrada en España de los dos hombres.

Las dos hermanas, afincadas en Tarrasa desde hace años, tenían el permiso de residencia español, pero no la nacionalidad.

Según ha trascendido, en una información adelantada por La Vanguardia con datos también de medios pakistaníes, las mujeres no solo se negaron a estas presiones para regresar a España con sus maridos, sino que trataron de deshacer el matrimonio forzado. Estarían comprometidas con otros dos pakistaníes instalados también en Tarrasa.

REACCION BRUTAL

La reacción de la familia fue brutal. Uno de los hermanos de las víctimas, dos tíos, los dos maridos, de nombre Atiq y Hasan, y sus suegros las estrangularon para luego ser rematadas de un tiro por otro de familiar, ahora fugado. La madre de las mujeres, de nacionalidad española, al tratar de interceder, fue encerrada en una habitación desde donde oyó la agresión y atroz agonía de sus hijas. La policía local, que es la que presentó cargos contra los asesinos ya que la madre no puso denuncia, detuvo a seis personas, entre ellas los maridos de las dos jóvenes asesinadas, y busca a una séptima. Cinco están en prisión.

Un portavoz policial citado por Afp confirmó que se investigan los hechos como un ‘crimen de honor’ y relató cómo la familia logró que las dos mujeres viajasen a Pakistán bajo engaño. “La familia creó una historia para convencerlas de venir hasta aquí por unos días”, explicó el portavoz. “Los indicios preliminares muestran que se trata de un caso de asesinato por honor, pero la investigación continúa”.

Al no ser ciudadanas españolas, no se puede activar el servicio de asistencia consular de la embajada. Además se trata de paquistaníes que se encuentran en su propio país, por lo que son las autoridades de Pakistán las que se ocupan del suceso.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico