Asesinaron a un adolescente por un pantalón y un par de zapatillas

Un joven de 14 años murió asesinado luego de que le intentaran robar el pantalón y las zapatillas. Conmoción por la historia del adolescente que vivió una infancia difícil y buscaba salir adelante.

Un adolescente de 14 años fue asesinado este domingo por la mañana de al menos un disparo y otro de 15 resultó herido luego de que dos delincuentes los persiguieran en una moto y le dispararan a sangre fría en el partido de Lomas de Zamora. Ahora, los investigadores tratan de establecer si se trató de un robo al voleo o si habían mantenido una discusión previa.

El hecho sucedió alrededor de las 6.30, sobre la calle Bustos al 800 del barrio Parque Barón, tan solo a solo cinco cuadras de donde el 1° de enero mataron de un balazo en la nuca a Lara Valentina Fernández (17), para robarle un teléfono celular, en Falucho y Olmos.

Una grabación captada por las cámaras de seguridad de la zona muestra el momento exacto en que el fallecido escapa de sus atacantes, que antes habían herido de bala a otro chico, quien fue hospitalizado. Al joven se lo ve corriendo por la calle Olmos y luego doblar por Bustos; pero como en ese punto no hay cámaras, la secuencia del homicidio no quedó registrada.

Cuando efectivos de la Comisaría Novena arribaron al lugar tras el aviso de los vecinos, se encontraron con el cuerpo de un joven sin vida sobre el asfalto. Estaba en posición cúbito lateral izquierda, con una gran pérdida de sangre junto a ella.

La víctima fue identificada como Matías Castillo (14), conocido en el barrio como “Pastelito”, mientras que su amigo fue trasladado al hospital Gandulfo de Lomas de Zamora con un disparo en la axila derecha.

Fuentes policiales indicaron a Télam que, tras los testimonios de testigos, se estableció que momentos antes la víctima y otro joven más volvían de comprar a bordo de una motocicleta cuando fueron interceptados por otros dos jóvenes, también a bordo de una moto. Al ponerse a la par, les efectuaron varios disparos, para luego darse a la fuga. Pero antes de huir, le robaron el pantalón y las zapatillas.

El fiscal Gerardo Loureyro, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 de Lomas de Zamora, ordenó las pericias a cargo de la Policía Científica y que la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) local realice el relevamiento de cámaras de seguridad.

Además de identificar a los agresores, la policía intenta ubicar la motocicleta en la cual se trasladaban las víctimas, ya que luego de hecho fue ocultada por allegados a ellas. El hecho fue caratulado como homicidio y lesiones graves.

“Pastelito por siempre: Hoy nos enteramos de la triste noticia de que le arrebataron la vida a uno de nuestros niños, 14 años, si 14 años (…) le arrebataron los sueños, la adolescencia, el corazón a toda su familia, nos destrozaron a nuestra institución”, escribió en su perfil de Facebook Guillermo Morinigo, el entrenador del club donde jugaba el joven asesinado, junto a una foto al lado de la víctima.

A Matías Castillo lo apodaban “pastelito” porque vendía pastelitos para subsistir luego del asesinato de su madre, ocurrido hace 6 años en un hecho de inseguridad. Desde entonces, el adolescente vivía con su abuela, en una casa muy humilde y los vecinos solían verlo en la calle siempre en compañía de su hermano mayor, de 17 años.

Era hincha de River y tanto su técnico como sus compañeros de equipo lo recuerdan como un pibe amiguero y uno de los mejores jugadores que tenía la escuela de fútbol “Guillermo granito de arena”. Era delantero y goleador.

El crimen de “pastelito” se produjo 7 días después del de Lara Valentina Fernández, quien estaba festejando el Año Nuevo con otros jóvenes en la vía pública cuando fue asesinada de un balazo en la nuca al resistirse a un robo en el mismo barrio.

Fuente: Infobae

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico