Asesinó a un almacenero con un nunchaku y un cuchillo

Entró borracho a comprar una latita y escapó sin pagarla. El comerciante salió a buscarlo y terminó muerto en el hospital. El agresor intentó fugarse, robó dos autos y lo detuvieron.

Un comerciante fue asesinado de varias puñaladas por un cliente que lo atacó en estado de ebriedad y que luego del crimen robó dos vehículos para escapar, aunque quedó detenido, en la localidad bonaerense de San Justo.

El hecho ocurrió ayer, en la calle Parral al 3400, entre Pampa y Derqui, de la mencionada localidad del partido de La Matanza, cuando personal de la comisaría 1ra y del Comando de Patrullas fueron desplazados al lugar tras un llamado al 911.

Al arribar a la escena, los efectivos hallaron a un hombre, identificado como Silvestre Reynaldo Quiroz, de nacionalidad boliviana y dueño de un almacén situado a pocos metros, tendido en la calle y herido de arma blanca.

Por un testigo y el análisis de las cámaras de seguridad de la zona se estableció que un joven de 29 años, identificado como Matías Andrade, en estado de ebriedad, había ingresado al local de Quiroz y luego intentó escapar sin abonar la bebida alcohólica que le había comprado.

A raíz de ello se inició una discusión en la que el comerciante primero recibió varios golpes en la cabeza con un nunchaku, un elemento utilizado en las artes marciales. Luego, la víctima fue apuñalada con un cuchillo en su cabeza y otras partes del cuerpo.

Quiroz fue trasladado de urgencia al Hospital Balestrini de Ciudad Evita donde fue intervenido quirúrgicamente y falleció producto de las heridas recibidas.

En tanto, poco después del crimen, la Policía detuvo a Andrade como acusado no solo del crimen sino de haber robado en su huida un Volkswagen Suran color negra, el cual abandonó a las pocas cuadras.

En si interior, la policía halló la cuchilla que se cree que el sospechoso utilizó para apuñalar al comerciante, indicaron los voceros.

Al joven también se lo acusó de robar un segundo vehículo, un Renault Megane, con el que intentó continuar la fuga, aunque finalmente lo apresaron efectivos de la Subestación de Policía de La Matanza tras un operativo cerrojo en el barrio San Alberto.

Voceros judiciales señalaron que el detenido fue puesto a disposición del fiscal Gastón Bianchi, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 descentralizada de San Justo, ante quien se negó a declarar en su indagatoria en la que fue acusado de los delitos de "homicidio agravado criminis causae" y "robo calificado por el uso de armas (2 hechos)".

"El motivo de la discusión se habría iniciado por la una latita de cerveza", aseguró a Télam una fuente con acceso a la causa.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico