Así fue la tensa reunión entre municipio, provincia y la SCPL

En la reunión de esta mañana el intendente Néstor Di Pierro, el presidente de la cooperativa Miguel López y el viceintendente Carlos Linares no ahorraron duros términos para definir la crítica situación.

 El acalorado encuentro, del que participaron el intendente Néstor Di Pierro; el viceintendente Carlos Linares, el representante del municipio en la cooperativa, Ricardo Mutio, el presidente de la SCPL, Miguel López, el subsecretario de Servicios Públicos de Chubut Félix Matamala, miembros del Sindicato de Obras Sanitarias y del gremio Luz y Fuerza, se extendió hasta el mediodía.

Cabe recordar que la reunión había sido convocada el lunes 29 de diciembre cuando, tras el prolongado corte en Navidad y la rotura de varios caños (fueron ocho en total), Comodoro estuvo casi 50 horas sin agua. En ese momento, el intendente sentó en su despacho a directivos de la Sociedad Cooperativa Popular Limitada, técnicos municipales, el secretario de Infraestructura de Provincia, Maximiliano López, y referentes del gremio de Obras Sanitarias para exigir respuestas y fijar un nuevo encuentro.

Según lo acordado, las explicaciones por parte de la cooperativa llegarían el miércoles, pero por problemas de agenda el encuentro se debió realizar recién hoy, cuando luego de un nuevo anuncio de corte de agua y tras la noticia de una nueva rotura en el acueducto, los ánimos de los funcionarios municipales estaban por demás caldeados.

Un exaltado Linares tomó la palabra luego de algunas explicaciones de Miguel López. “No vamos a terminar más, Miguel, con esta historia, ya está la Cooperativa recontra re fundida, hermano. Esto en un país normal ya está quebrado, entonces no jodamos más con este tema”.

“Acá tenemos todos la razón pero marche preso, amigo. Que venga la gente de la Cooperativa, ya que no tiene agua, nos subimos a 22 micros y nos vamos todos para Rawson”, recalcó Linares ante los argumentos esgrimidos por representantes de la entidad.

Cabe destacar que en el día de hoy se esperaban conocer las respuestas de la SCPL a las consultas, a modo de pedido de informes, que se le hicieron en relación a las roturas de los caños y la ausencia de repuestos de recambio, entre otros puntos. En este marco el propio Linares había indicado en otra oportunidad que “hay indicadores que son extraños. Las roturas del acueducto no son normales, y nunca se habían dado de manera similar en la historia”.

Por su parte, el intendente Néstor Di Pierro fiel a su postura reiteró que el Gobierno provincial debería ayudar en los trabajos de repotenciación y sacó a colación el convenio que se firmó en noviembre de 2013 en el cual la Provincia se hacía cargo de los combustibles y reparación de todo el acueducto. En su crítica, Di Pierro aludió a que en esa oportunidad Provincia y el ex presidente de la cooperativa, Gabriel Tcharian, ignoraron la opinión del Ejecutivo municipal.

Por su parte, Miguel López intentó calmar la situación e indicó que las roturas y los problemas en el servicio de agua se deben a la antigüedad de las cañerías. “Ya la Cooperativa hizo una orden de compra de caños, eso tarda entre 15 ó 20 días en llegar, pero hay medidas que nos faltan. Hay otros caños que de repente en una semana se rompen y lamentablemente no se puede tener un stock previsible para eso, económicamente no lo puede tener la Cooperativa”, dijo.

Por último, Di Pierro indicó que, de ahora en más, se deberá establecer cuánta agua consume la ciudad y cuánta ingresa a la misma.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico