Así llegaron los vehículos del Dakar 2015 a Tecnópolis

El público acompañó el primer día de contacto con el Dakar en el Village, instalado en el predio de Tecnópolis; pese a los cambios climáticos del 1° de enero, la gente asistió para vivir de cerca los preparativos de los equipos.

Como sucede desde 2009, cuando arribó por primera vez a la Argentina tras las amenazas permanentes en el África por parte de grupos terroristas contra los intereses franceses, el Dakar mantiene una comunión con el público argentino por demás llamativa.

Ayer fue el primer contacto en la ya 7a visita de la competencia más exigente del mundo a nuestro país. Con la novedosa ubicación del Village en Tecnópolis (un lugar adecuado para este tipo de acontecimientos), el público se acercó para observar de cerca a los llamativos vehículos que a partir de mañana, con la ceremonia de largada en Plaza de Mayo, y desde el domingo con la realización de la primera etapa rumbo a Córdoba, entrarán en acción.

La actividad oficial comenzó bien temprano, con las verificaciones técnicas y los trámites administrativos. No sólo los pilotos y los equipos tuvieron que pasar por el cómodo pabellón para el chequeo técnico. Cada uno de los 3000 habitantes de los campamentos que se trasladarán durante dos semanas a través de un recorrido de 9000 kilómetros por la Argentina, Chile y Bolivia deben cumplir con los trámites administrativos: dirigentes, organizadores, periodistas, patrocinantes, etc.

Las empresas que patrocinan el Dakar y a determinados equipos se lucen con apuestas originales. Concursos para grandes y chicos, stands para obtener fotos con sus ídolos, sorteos y hasta un señor disfrazado de camello, muy requerido por los más pequeños.

Los vaivenes climáticos entre una lluvia torrencial, el viento frío del mediodía y la tarde pesada por la humedad y el sol que se asomaba no amedrentaron al público, que disfrutó de un día muy particular, como el 1° de enero, para conocer bien de cerca a los equipos del Dakar.

Hoy continúa la actividad en Tecnópolis. Las puertas al público abrieron a las 11 (entrada libre y gratuita). Mientras la gente pasea, los protagonistas trabajan sin descanso como para que la largada no provoque ninguna sorpresa... El Dakar, para ellos, ya comenzó.

El único argentino en camiones del Dakar, Andrés Germano, tuvo un inconveniente antes de largar: fue chocado por un coche en Roque Pérez, cuando viajaba a Tecnópolis.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico