Así rescataron a la nena de 4 años atrapada en la bajada 22

 Una nena de cuatro años quedó atrapada en uno de los “panales” de la defensa costera de Rada Tilly. El incidente ocurrió ayer por la tarde en la bajada 22, donde primero su preocupada familia intentó sacarla y como las maniobras no daban sus frutos, ante la desesperación de la niña, tuvo que acudir personal de Bomberos y guardavidas.

La situación, que generó la preocupación y atención de todos, se registró antes de las 19, momentos en los que por el calor reinante y pese a que era el tradicional horario de vuelta a casa, la playa de la villa todavía estaba atestada de gente, que rápidamente se interesó sobre lo que ocurría en esa bajada.

Fueros los gritos de los padres y luego el llanto de la nena, los que motivaron la reacción de los playeros que también colaboraron para sacar a la niña, cuyas extremidades inferiores habían quedado atrapadas en la arena que recubre los panales de la defensa y que, al desprenderse, generaron las condiciones propicias para provocar el susto.

Como las maniobras de los playeros no daban sus frutos, primero intervino el personal de guardavidas y posteriormente policías y bomberos, quienes finalmente sacaron a la niña de la trampa en la que había quedado.

Al cierre de esta edición, los médicos del hospital de Rada Tilly estaban constatando si la nena, al margen de las heridas de distinta consideración, había sufrido también una fractura en una de sus piernas.

ALARMA EN RESTINGA

Ocurrió alrededor de las 18:30 de ayer en la costa que une Restinga Alí con Caleta Córdova. A esa hora se tomó conocimiento de que una persona habría quedado atrapada en el mar. De inmediato, personal policial de Kilómetro 8 se movilizó hasta el lugar. También un equipo de Diario Patagónico.

La búsqueda fue incesante por más de una hora. Pero no se pudo dar con la persona. Sin embargo, cuando se estaba emprendiendo el regreso, se hizo presente una unidad de Prefectura Naval Argentina, asegurando que habían sido notificados de la desaparición de dos niños.

Como medida preventiva, los uniformados sacaron una embarcación al mar. De esa forma, maniobrada por dos buzos tácticos comenzó a rastrillar la zona. Mientras tanto, en tierra se intentaba confirmar la información. También se buscaba datos entre las familias que disfrutaban del día de playa.

Al cierre de esta edición, todo indicaba que ambos hechos se trataron de uno solo y que el hombre fue rescatado por los propios bañistas, por lo que todo quedó en una abortada maniobra de rescate donde las fuerzas presentes actuaron de acuerdo a lo que requería la contingencia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico