Asumió Peralta y dijo que llega como “prenda de paz para los santacruceños”

Flanqueado por la ministro de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, el secretario Legal y Técnico de la Nación, Carlos Zanini, y la vicepresidente segunda de la Legislatura, Judith Forstmann, asumió ayer Daniel Peralta como nuevo gobernador de Santa Cruz.

Río Gallegos (Agencia)
La encargada de velar por la legalidad del traspaso del mando fue la escribana de Minas Eliana Genelini, quien ocupó la subrogancia en la Escribanía de Gobierno. Habiéndose aceptado el jueves la renuncia de Carlos Sancho en la Asamblea legislativa, Daniel Peralta asumió «el pleno ejercicio del Poder Ejecutivo de Santa Cruz, en un todo de acuerdo al artículo 115 de la Constitución Provincial», decía el Acta 202 que rubricó el flamante mandatario ante el aplauso de un atiborrado recinto.
Después, se leyó el decreto 1357/07, firmado por Peralta y el ministro Secretario General, Roque Ocampo, por el cual se designó a Pablo Gerardo González como nuevo ministro de Gobierno. Así, reemplazará a Daniel Varizat quien durante la mañana había presentado su renuncia de «indeclinable».
González, quien fuera hasta ayer Fiscal de Estado de la Provincia, tomó el juramento correspondiente.
Luego, en un mensaje de 25 minutos, el flamante mandatario santacruceño, Daniel Peralta, se dirigió a todos los presentes y, a sabiendas de que este acto se estaba transmitiendo por las principales cadenas televisivas del país.
En su introducción, tuvo palabras afectivas para Alicia Kirchner y para su «compañero, amigo y hermano de todas la horas, Carlos Zanini».
«La verdad que estamos en un día muy particular para todos nosotros», empezó el nuevo gobernador. Reiteró varias veces que «estamos acompañados por el Gobierno nacional» y enfatizó que «son horas difíciles, pero hemos pasado horas mas difíciles, horas de desasosiego y desencuentros. Hoy tenemos problemas que los vamos a solucionar porque tenemos no solamente la esperanza puesta en la reconstrucción del diálogo, un diálogo sincero, sin chicanas y de frente».

"NO SOMOS DEBILES"
Luego se dirigió a «aquellos sectores que hoy están en conflicto, con los que estamos construyendo muy dificultosamente un camino para poder interactuar y poder concretar, de a poco, soluciones a los planteos que se nos han efectuado».
«Pero también sabemos que este es un año electoral, que estamos siendo observados por el país», advirtió y se preguntó por qué se quiere comparar «a Santa Cruz como la debacle que ocurrió en esta Nación, esa que arrasó con todos los estamentos de la comunidad organizada en diciembre de 2001. Eso no es Santa Cruz, se lo digo al país».
También reiteró varias veces que «no somos débiles, ni estamos débiles, hemos puesto en marcha mecanismos de diálogo que vamos a sostener. Y estas cosas que parece que se nos juzga que todo está mal, no estamos mal, tenemos un conflicto que vamos a solucionar».
Como en declaraciones previas a la prensa repitió que está «orgulloso de este modelo que recuperó la capacidad de los trabajadores de recuperar la renta nacional».
Anunció que formulará «una propuesta no sólo para el sector docente, sino para el resto de los trabajadores provinciales en la semana que viene, que integre y tenga en cuenta la realidad de cada municipio de Santa Cruz». Después se comprometió a «pacificar Río Gallegos y otros pueblos de nuestra provincia, porque pensamos en que nuestra comunidad no viva crispada».
Precisamente, dijo que «queremos, como dicen, desmilitarizar la provincia. Vamos a ir paso por paso, no respondiendo agravios, pero no vamos a caer en ninguna provocación que ponga en riesgo la paz que estamos teniendo y que no está amenazada salvo en este esquema de conflicto que se nos ha planteado y que lo vamos a resolver porque tenemos vocación para resolverlo».
En uno de los párrafos dedicados a los opositores políticos del gobierno, los invitó «a que sean respetuosos de la diversidad. No tenemos problemas, peléennos de frente, vamos a las urnas el 28 de octubre, cada uno con sus propuestas y ahí vemos. Cuál es el miedo, no tenemos problemas, vamos a abrir la Casa de Gobierno para que vengan todos. No hay ni habrá vacío de poderes y acá hay un gobernador y vamos a llevar adelante esto».
Finalmente, quiso dejar «un mensaje de esperanza», al recordar que «vengo a trabajar como prenda de unidad para todos los santacruceños, porque tenemos que gobernar para los que nos votaron y para los que no nos votaron».

PRESENCIAS
Muchos adeptos al gobierno se observó entre el público en el salón. El mismo Peralta destacó la presencia de sus padres, del ex gobernador Jorge Cepernic, el senador Nicolás Fernández, el diputado José Manuel Córdoba. Estaba también el ministro de Economía, Juan Bontempo. Casi todos los intendentes y presidentes de comisiones de Fomento de la provincia, integrantes de la CGT nacional, y de sindicatos provinciales que dialogan con el gobierno y obreros mineros.
Paralelamente en las adyacencias a la Casa de Gobierno se realizaba la marcha de los docentes y los demás gremios integrantes de la Multisectorial que reclamaban una respuesta rápida a sus peticiones salariales.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico