Atención limitada en el Periférico de Standart Norte

En congruencia con la delicada situación que atraviesa el Hospital Regional, el centro de atención primaria de la zona norte de la ciudad fue cuestionado por las limitaciones que se ponen al momento de dar respuestas a la comunidad.

 El comisario de la Seccional Primera, Alejandro Pulley esta mañana se vio afectado por las debilidades que se hicieron evidentes últimamente en Comodoro en el marco del sistema sanitario. A través de Radiovisión, el comisario comentó un episodio que vivió esta mañana cuando  no pudo lograr que atiendan a su pequeño de dos meses en la guardia que mantiene el Periférico de Standart Norte. El fundamento esgrimido por el profesional a cargo de la sala habría sido que “ya había atendido a los seis pacientes que correspondía”.

Esta lamentable situación descripta por Pulley, puso de nuevo sobre el tapete las falencias en el sistema sanitario de la ciudad que fue reconocida en los mismos micrófonos por el subsecretario de Salud de la Municipalidad local, Carlos Catalá quién advirtió que “desgraciadamente se trabaja con el recurso humano que tenemos no con el que debiéramos tener, uno debería tener en vidriera lo mejor y muchas veces no pasa”.

 En este marco el profesional señaló que hay una diversidad de factores que podrían haber llevado a los profesionales a actuar de esa manera, entre los argumentos mencionó que los médicos deben cumplir con horarios de atención en más de un centro de salud.

Sin embargo, Catalá aseguró que va a pedir informes de cada profesionales para brinde explicaciones del caso, porque no se puede permitir que no se respete la salud de las personas. Por este tema, el subsecretario indicó que sería “importante poder elegir el perfil de profesional con el que se debe trabajar en centros de atención primaria".

UNA SITUACION QUE SE REPITE

La situación atravesada por el comisario Pulley no sería una novedad para los vecinos de la zona norte de la ciudad. El presidente de la Vecinal de Standart Norte, José Miranda explicó que las quejas por la atención del periférico se mantienen “desde el año pasado”, ya que en el centro “sólo se otorgan diez turnos diarios”.

Además informó Miranda que “no se ha podido conseguir que abran las puertas antes de las 8 de la mañana” y explicó que los profesionales “llegan recién a las 10”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico