Australia: Las playas más surrealistas

En pleno verano australiano, aquí una serie de playas seleccionadas para conocer un destino alucinante. Australia ofrece experiencias acuáticas de excelencia: desde la gran barrera de coral hasta paseos en camello a la orilla del mar. Kilométricas playas para surfers y otras para familias invitan a pasar unas vacaciones inolvidables en este lado del mundo.

Destino de moda si los hay, Australia se despliega con todo su encanto (¡que es mucho!) e invita a los viajeros a combinar un viaje de playas, ciudad, cultura y diversión.

Dado el calor que hay hoy en el país (el fin de semana tocó máximos históricos de 47 grados) el foco merece estar concentrado en sus fabulosas playas. Aquí un recorrido por las recomendadas, las paradisíacas, las dedicadas a los surfers, las de camellos y canguros (si, playas para andar en camello y ver canguros)…es decir, para diversos gustos.

- Byron Bay: Ubicada en el sureste de Australia, esta zona costera se ha convertido en un destino turístico por excelencia. En las playas de Byron Bay, pequeño pueblo bohemio e ideal surfistas, si se tiene suerte se pueden divisar desde delfines, hasta ballenas y tortugas marinas.

- Cabo Le Grand. Arena blanca, mar cristalino y canguros broncéandose al sol. Así es la imagen del Parque Nacional Cabo Le Grand, una hermosa playa del sur australiano ideal para los que les guste el senderismo.Lo curioso de este lugar es que se pueden divisar toda clase de animales, aunque los más llamativos son sin dudas los canguros.

- Cable Beach: Durante la salida y a la puesta del sol se organizan paseos sobre la playa para andar en camello. Porque no solo están en el desierto. Se trata de un tramo de 22 kilómetros donde el sol es un espectáculo en sí mismo. El Parque de Minyirr es una reserva costera que se encuentra exactamente detrás de las dunas que recorren la playa de Cable Beach, donde también está el pueblo aborigen de Rubibi

- Whitehaven: Su nombre tiene un por qué. La arena que cubre la playa Whitehaven está entre las más blancas del mundo, compuestas en un 98 % de sílice, que no retienen el calor y cuya consistencia es delicada y semejante al talco. Hasta allí se llega en bote o avión, lo que la convierte en una playa realmente exclusiva. En el caso de quienes prefieren llegar por mar, un recorrido en crucero de todo el día permitirá contar con tiempo suficiente para explorar la isla y conocer la historia de sus propietarios tradicionales, el pueblo Ngaro

- Surfers Paradise. Ubicada en Queensland es la playa por excelencia para los surfistas por sus espectaculares olas. Además, la zona cuenta con mucha infraestructura hotelera y gastronómica.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario