Autoconvocados por el "No a la Mina" impulsan una nueva iniciativa popular
Hoy un grupo de vecinos y dirigentes sindicales fueron recibidos por las autoridades del Superior Tribunal de Justicia y fueron informados sobre los requisitos primarios para impulsar un proyecto de este tipo.

Representantes de entidades sindicales, grupo de vecinos y sectores ambientalistas, fueron recibidos en el edificio del Superior Tribunal de Justicia del Chubut por representantes del Poder Judicial.

Los vecinos solicitaron la reunión porque están elaborando un proyecto de iniciativa popular para oponerse al desarrollo de la megaminería en la región y necesitaban conocer los requisitos y alcances de este mecanismo.

El Presidente del Superior Tribunal de Justicia, Dr. Alejandro Panizzi, junto al Procurador General, Dr. Jorge Miquelarena, el Secretario Electoral, Dr. Juan Gerber y el Juez de Rawson, Dr. Carlos Tesi, se reunieron con referentes de la Mesa de Unidad Sindical, Asamblea de Vecinos de Rawson, Asamblea Mar y Valle y la Asociación Civil Palabra Obrera de la CGT.

En contacto con JusNoticias, Marcela Capón, dirigente de ATECH, señaló que “la reunión fue muy agradable porque pudimos informarnos apropiadamente y obtuvimos claridad sobre la forma en que debe presentarse el proyecto, el tema de las firmas, el trabajo del Tribunal Electoral y algunas otras dudas que teníamos”.

Por su parte, Fabián García, delegado de ATE, consignó que “esperamos que esta vez la Iniciativa Popular sea tratada con el espíritu con el cual fue concebido, y queríamos repasar cada uno de los pasos, para que no haya problemas en cuanto a la forma de presentar el proyecto y su contenido, por esos nos vamos satisfechos y preparados para empezar a trabajar inmediatamente”.

Luego de mencionar que se necesitan 13 mil firmas, García destacó “el apoyo de los sindicatos y el consenso de la ciudadanía” y aseveró que “trabajamos para que los legisladores reciban un mensaje contundente de todos los chubutenses”.

EL FRACASO DE LA INICIATIVA POPULAR

Más de dos años las asambleas autoconvovcadas por el No a la Mina juntaron firmas a lo largo y a lo ancho de la provincia, la campaña que comenzó en 2012 tuvo el peor final. El 25 de noviembre de 2014 el proyecto asambleario presentado por Iniciativa Popular fue finalmente tratado, luego de muchas trabas y zancadillas para evitarlo. La historia terminó en uno de los mayores escándalos de la vida democrática de Chubut.

En una oprobiosa sesión legislativa el proyecto original fue reformado de tal manera que lo transformaron en casi una aprobación a la megaminería, quedando con el título de “iniciativa popular”, como si los 13.007 ciudadanos hubiesen impulsado esa ley.