Avanza la construcción de la planta de tratamiento

Camiones volcadores, máquinas topadoras y palas mecánicas están trabajando durante esta semana en el predio de Bella Vista, donde la empresa Clear está construyendo la planta de tratamiento de residuos sólidos urbanos. Ayer la obra fue visitada por el intendente Raúl Simoncini.

El intendente municipal Raúl Simoncini visitó ayer los avances de obra de la planta de tratamiento de residuos sólidos urbanos, la cual se está construyendo en un predio de Bella Vista bajo la supervisión de Levan Macharasvilli.
Al ser consultado el jefe comunal expresó que «uno tiene un poco de ansiedad por esta obra, la cual para mí ha sido emblemática por todo lo que tuvimos que trabajar y poder llegar al final».
«Ahora empieza la obra —añadió—, que va a ser en su tipo la más grande del país, con todo el procesamiento puertas adentro. Mientras, paralelamente, estamos abordando el cierre progresivo del basural o sea que, estratégicamente, estamos bien con los tiempos», dijo Simoncini.
Por su parte el ingeniero de la empresa, Levan Macharasvilli, explicó que «ahora estamos avanzando con el movimiento de suelo y, luego de siete días, ya comenzaremos con los fundamentos de la nave de proceso que es la más grande, con 2.000 metros cuadrados. También se construirán oficinas, vestuarios y el cerco perimetral».
Más adelante Macharasvilli indicó que la nave de proceso «es la madre de esta planta porque todo el sistema de tratamiento de basura va a ser interno, por lo que el impacto ambiental y visual será casi nulo».
Los camiones descargarán su contenido dentro del galpón, «razón por la que la basura no va a verse, después se procesara íntegramente dentro del depósito y luego se separán los materiales; algunos irán para el vertedero controlado y otros serán productos servirán para ser reciclados».
Esta planta de tratamiento de residuos propone «terminar con la contaminación ambiental creada por los residuos urbanos mal tratados a partir de una disposición final más eficaz y amigable con el medio ambiente».
El actual basural municipal «presenta evidentes signos de saturación y la planta de tratamiento prevé la instalación de un vertedero controlado y cerrado, donde los residuos serán prensados y compactados para reducir su volumen y así ser depositados en el terreno adaptado a tal efecto», se destacó.
Tal como publicó Diario Patagónico en ediciones anteriores, la finalidad de la planta es someter a los residuos a una serie de tratamientos que posibiliten su máximo aprovechamiento a través de diversos procedimientos.
Entre ellos se destaca la recuperación de materiales recicables y la transformación, mediante compostaje, de la materia orgánica en fertilizantes, disminuyendo los efectos perjudiciales de los mismos sobre el ambiente.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico