Bailarines bolivianos ya ensayan para el carnaval

Los grupos de baile de la asociación boliviana Kin-Kun-Aku se organizan para ser parte de los carnavales que el municipio arma para febrero. Mientras tanto, los espacios de recreación para una colectividad que crece están constituidos por el baile, el deporte y las fiestas que se vuelven multitudinarias.

Alrededor de cincuenta jóvenes que participan en la Asociación Kin-Kun-Aku (encuentro en quichua), se preparan ya para participar de los festejos del carnaval que organiza el municipio local y que sería a mediados de febrero.
Aunque la fecha de realización aún no se confirmó, la invitación fue bien recibida por los grupos y cuerpos de baile de Kin-Kun-Aku, ya que en torno a lo que será, se trabaja en los ensayos de bailecitos y sayos, en los trajes típicos y demás detalles.
La expansión de las costumbres y cultura boliviana en Comodoro es creciente.
En el verano, por ejemplo, no son pocos los jóvenes de origen boliviano que deciden ir de vacaciones al vecino país a ver a familiares y pasar la época del carnaval, que comienza en enero y se extiende durante el mes, haciendo caravana de bailes y colores durante días por las calles de Oruro, La Paz y Sucre.
Pero para aquellos que no pueden trasladarse, en la ciudad la opción es asistir a fiestas bolivianas que no pasan desapercibidas, tales como la «Uma ruthuku» (corte de pelo) o los multitudinarios casamientos.
De acuerdo a lo que informó Pelegrino Escobar, uno de los directivos de Kin-Kun-Aku, tales encuentros congregan cada vez a mayor cantidad de personas.
Por ejemplo, en el bautismo con corte de pelo (el «Uma ruthuku»), que implica el cambio de mechones de pelo del niño bautizado por dinero para su futuro, pueden contarse hasta unas 200 personas.
En tanto, los casamientos —hubo uno recientemente en la Sociedad Rural— reúnen aproximadamente a 700 personas, que concurren interesadas por el acontecimiento social y para escuchar bandas musicales bolivianas que vienen tanto desde la misma Bolivia como desde otras ciudades de la Patagonia.

RECREACION
La recreación de la comunidad boliviana agrupada en la mencionada asociación suma al fútbol como una actividad con una organización que pasa por la conformación de equipos y hasta de una liga, que tiene ya diseñadas formas de ascenso y descenso.
En lo que refiere a este año, se indicó que próximamente se iniciará un nuevo torneo, en las instalaciones de Nueva Generación, donde las familias bolivianas se encuentran cada domingo.
Ya desde un plano general, desde Kin-Kun-Aku expresan que los deseos de quienes participan en la asociación apuntan a que quienes llegaron al sur e inviertieron en un terreno cuenten con servicios para mejorar su calidad de vida, considerando que las familias bolivianas «trabajan de sol a sol».
Como institución, se informó que el proyecto es tener la propia sede social, con cancha de fútbol, y un propio mercado, donde concentrar y hacer aportes a quienes trabajan como vendedores ambulantes. Finalmente, se dijo que la Asociación Kin-Kun-Aku crece. Aunque no se efectuó hasta ahora una campaña para contar a sus socios, aseguran que en las actividades que organizan participan alrededor de 900 bolivianos y descendientes.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico