Baleó a un hombre en la calle y le secuestraron un arsenal de municiones en el departamento

Un hombre de 39 años fue baleado el domingo a la mañana frente a un comercio en la avenida Chile. La víctima le relató a la Policía que el agresor lo cruzó en la calle y le preguntó: "¿Te acordás de mí?", para luego dispararle cinco veces. Uno de los proyectiles le impactó en un glúteo y debió ser hospitalizado. Ayer por la tarde la Seccional Quinta allanó el departamento del presunto autor de los disparos y le secuestraron un arsenal de municiones.

Pablo R. de 39 años fue baleado el domingo a las 11:45 cuando salía de un negocio de avenida Chile al 2265. El hombre le contó a la Policía que fue interceptado por “un tal Maxi Allende de las mil ocho” quien le dijo: “¿Te acordas de mí?”, disparándole al menos cinco veces. Pero solo un proyectil se introdujo directo en uno de sus glúteos.

El herido debió ser hospitalizado de urgencia. Pero alcanzó a contar que el agresor estaba acompañado de otro sujeto y que al parecer ya había tenido problemas con su agresor tiempo atrás, aunque en esa oportunidad todo se dirimió a golpes de puño.

Con el nombre aportado por la víctima a la Policía de la Seccional Quinta, los oficiales Raúl Pérez y Juan Llaipén lograron confirmar el domicilio de Allende, principal sospechoso de las lesiones con arma de fuego.

En el caso tomaron intervención los funcionarios de fiscalía, Cristian Ovalle y Ariel Corredera, y la Brigada de Investigaciones. Una vez que los oficiales de la Seccional Quinta con personal a cargo del comisario Juan José Ale, confirmaron el domicilio, la Fiscalía solicitó allanamientos al juez de turno, Jorge Odorisio, quien los autorizó.

De esa manera, a las 14 de ayer se allanó el departamento “L” del edificio 91 del sector 9 del barrio 30 de Octubre donde reside -según la Policía- Maximiliano Ariel Allende.

En el allanamiento, la Policía Científica secuestró 36 cartuchos de bala calibre 22, un cartucho calibre 9 milímetros con signos de haber sido percutado, un cartucho calibre 32 y una vaina servida calibre .44 Remington.

En el lugar del hecho, la Policía Científica realizó trabajo de hisopados y también de las ropas del herido. Un dato llamativo es que al menos hasta el cierre de esta edición en el lugar no se pudieron levantar imágenes de las cámaras de seguridad en funcionamiento que pudieran haber captado lo sucedido.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico