Balochi llegó a un acuerdo con los municipales de Sarmiento

El municipio aceptó pagar un bono extraordinario de 3.500 pesos dividido en tres cuotas, durante la curiosa protesta sin bombos a pedido de la Intendencia. La primera de 1.500 será en enero, la segunda de 1.000 en febrero y los 1.000 restantes en el mes de marzo. La paritaria tendrá espacio hasta el 20 de marzo.

En el mediodía de ayer llegaron a un acuerdo los integrantes del personal del municipio de Sarmiento con el gobierno por un bono de 3.500 pesos. Las medidas y retenciones de servicios tenían como particularidad que se desarrollaron sin bombos ni otros elementos para hacer ruido, aunque sí con bocinas de autos.

“Logramos acordar que nos paguen 3.500 pesos, dividido en tres partes, con 1.500 pesos en el sueldo de enero, 1.000 en febrero y 1.000 en marzo”, detalló el dirigente del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Sarmiento (SOEMS), Miguel Sáez.

El pedido venía desde diciembre con distintos reclamos, siempre con el objetivo de conseguir el bono navideño. Sin embargo, el tiempo pasó y ahora el bono tomó calificación de “extraordinario”.

Las protestas se realizaban sin bombos frente al edificio municipal en Sarmiento por un pedido del intendente Sebastián Balochi, quien manifestó que presentaría un recurso de amparo, para que en el reclamo no se utilizaran bombos ni otros elementos que provocaran “ruidos molestos” y “predispongan mal” a la comunidad.

“Sin ruido de bombos y con mucha bocina y ayuda de la gente de Sarmiento se ha podido cerrar un acuerdo con la Intendencia de Sarmiento”, dijo el sindicalista a Radio del Mar. Así, valoró el acuerdo alcanzado y detalló que a partir de las 14 de ayer los empleados del SOEMS comenzaron a trabajar en sus actividades diarias.

“Los beneficiarios del bono extraordinario son 154 empleados de planta permanente y 17 de planta temporaria”, indicó el referente de los municipales sarmientinos. Además de lograr el bono extraordinario, Sáez agregó que se abrieron las paritarias hasta la fecha de cierre, el 20 de marzo.

La retención de servicios de los últimos días contaba con el respaldo de 80 empleados de una planta total de 154 agentes, aunque se remarcaba que una parte estaba de vacaciones. Después de varias reuniones con contraofertas del municipio, se llegó a este acuerdo. 

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico