Ban Ki Moon advirtió sobre las injusticias del progreso

La ONU señala en un informe anual que América Latina y el Caribe lograron “notables” progresos en reducción del hambre, mortalidad infantil e igualdad de género, pero no avanzan “al mismo ritmo” en otras metas, como la reducción de la pobreza extrema, la educación primaria universal, la salud materna y la sustentabilidad ambiental.

Nueva York (Télam)

El mundo registró importantes avances en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), pero “el progreso tiende a pasar por alto a quienes están en desventaja”, advirtió ayer el secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Ban-Ki Moon.
El organismo internacional dio a conocer el informe anual que analiza cómo se avanza en el mundo en las metas que se fijaron en el año 2000 en ocho áreas, como pobreza, analfabetismo y enfermedades, y que deberían cumplirse antes de 2015.
Según el documento, América Latina y el Caribe lograron “notables” progresos en reducción del hambre, mortalidad infantil e igualdad de género, pero no avanzan “al mismo ritmo” en otras metas, como la reducción de la pobreza extrema, la educación primaria universal, la salud materna y la sustentabilidad ambiental, según informa la agencia DPA.
“Para 2015, el índice mundial de pobreza se espera que descienda por debajo del 15 por ciento -muy inferior a la meta del 23 por ciento- a pesar de los reveses derivados de las recientes crisis económica, alimentaria y energética”, explica el documento.
La cantidad de personas que vive con menos de 1,25 dólares al día en Latinoamérica bajó cuatro puntos porcentuales entre 1990 y 2005, del 11 al 7 por ciento, mientras que en el Caribe la disminución fue menor, al pasar del 29 al 26 por ciento.

EMPLEO
En materia de empleo el informe destaca las dificultades que tienen los países desarrollados para generar nuevos puestos de trabajo.
“En las regiones desarrolladas la tasa de ocupación cayó del 56,8 por ciento en 2007 al 55,4 en 2009, con otra caída en 2010, hasta el 54,8 por ciento”, apunta el documento.
En tanto en América Latina la tasa de ocupación era del 58 por ciento en 2000, del 61 por ciento en 2009 y, según estimaciones iniciales, se mantuvo igual en 2010.
Según el documento, en términos generales el progreso en América Latina fue “desigual” y entre los temas donde hay retrasos figuran, además del combate a la pobreza, el acceso a la enseñanza primaria universal, la salud materna, el VIH, el acceso a agua potable y la deforestación.
Como puntos positivos el estudio destaca que hubo un avance “extraordinario” en igualdad de género y que se disminuyó a la mitad en la desnutrición infantil.
Asimismo, se espera que la región alcance la meta de los ODM de reducir en dos tercios para 2015, la mortalidad de menores de cinco años, que pasó del 52 por ciento en 1990 al 23 por ciento en 2009.
También se redujeron las muertes por paludismo y las nuevas infecciones por VIH, se multiplicó por 13 el número de personas que reciben la terapia antirretroviral contra el VIH o el Sida, y 1.100 millones de habitantes de zonas urbanas y 723 de zonas rurales pudieron acceder a fuentes mejoradas de agua potable entre 1990 y 2008.
Sin embargo, “el progreso tiende a pasar por alto a quienes se encuentran en los niveles más bajos de la escala económica o están en desventaja por motivos de sexo, edad, discapacidad o etnia. Y siguen siendo abrumadoras las desigualdades entre las zonas urbanas y las rurales”, afirmó Ban-Ki Moon.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico