Banco Chubut presentó denuncias judiciales por dos presuntas estafas

El vicepresidente de la entidad bancaria, Jorge Gil, señaló que se investiga la presunta defraudación por 290 mil pesos en una transferencia que se giró desde Comodoro Rivadavia a una cuenta radicada en Lanús y que se interrumpió otra de un monto semejante al detectarse sospechas en el procedimiento. Hay tres trabajadores bajo sumario administrativo.

La Justicia de Comodoro Rivadavia tendrá que investigar dos presuntas estafas ocurridas en el Banco de Chubut, a través de la modalidad de transferencia electrónica. La última involucró 290 mil pesos de un cliente de esta ciudad que fueron transferidos a una cuenta de otra persona en Lanús, Buenos Aires.
Por este caso se iniciaron además sumarios administrativos contra tres trabajadores, uno de Comodoro Rivadavia y otros dos de Trelew, se informó.
“No dudamos de la honorabilidad de nadie, es el procedimiento que corresponde en estos casos. Además de los sumarios administrativos, corresponde hacer la denuncia penal y será la Justicia quien dará a conocer detalles sobre las operatorias”, señaló el contador Jorge Gil, vicepresidente del Banco Chubut.

OPERATORIA
El representante del banco provincial indicó que la denuncia se concretó por “una presunta defraudación a través de un sistema de transferencia electrónica de dinero utilizando cuentas de clientes del banco”.
En este caso la operatoria detectada fue por un monto de 290 mil pesos y ésta afectó a un solo cliente. La transacción se identificó después de que se detectara un primer intento de defraudación, lo que motivó la presentación de la denuncia judicial. Al revisar la documentación de los procedimientos realizados en los últimos días se dio con este último caso que tenía como destino una cuenta de Lanús”, graficó.
Gil sostuvo que en el caso de las defraudaciones de este tipo, “generalmente los destinos son en Gran Buenos Aires”. Son operatorias a cargo de bandas especializadas en este tipo de delitos, que operan sobre “el exceso de confianza, la falta de dedicación y la convivencia con bandas que operan por fuera de las instituciones bancarias”.
En ese marco aclaró que el banco posee un sistema de seguridad cristalizado en un manual de procedimiento para evitar este tipo de operaciones, pero en este caso no se cumplieron los pasos establecidos, reconoció. De hecho estas bandas delictivas operan sobre los vacíos y errores del sistema.
“El sistema financiero en general siempre es blanco de este tipo de operaciones. En este caso trascendió públicamente, pero es por este motivo que el banco tiene un sistema de seguro que los protege ante esta circunstancia que cubre la devolución de fondos que en este caso hará el banco al cliente afectado”, expresó Gil.

ANTECEDENTES
Hay que recordar que  en marzo de 2012 trascendieron dos casos de delitos informáticos, que afectaron también a clientes comodorenses de entidades bancarias, por casi medio millón de pesos.
Una de las firmas afectadas fue la imprenta Laser Jet. En esa oportunidad, hackers por intermedio del sistema Interbanking  sustrajeron 360 mil pesos depositados en una cuenta de los empresarios en el Banco Patagonia y los depositaron en cuentas del Banco Nación y del Santander Río, a través de 16 transferencias.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico