Bancos privados prestaron $20 mil millones a pymes

El economista Iván Weigandi estima que para la primera mitad del año próximo los bancos privados deberán destinar a las pymes y minipymes más de $30.000 millones, a partir de la decisión del Banco Central de aumentar de 5,5% a 6,5% el cupo que las entidades financieras deben destinar de sus depósitos privados al financiamiento.

Los préstamos destinados por los bancos privados a pequeñas y medianas empresas -correspondientes a la Línea de Créditos a la Inversión Productiva (LCIP) impulsada por el Banco Central- alcanzaron los 20.000 millones de pesos en el segundo semestre del año, destacó un informe del Grupo de Estudios de Economía Nacional y Popular (Geenap).

El análisis, realizado por el economista Iván Weigandi, estimó asimismo que para la primera mitad del año próximo, los bancos privados deberán destinar a las pymes y minipymes más de $ 30.000 millones, a partir de la decisión del Central de aumentar de 5,5% a 6,5% el cupo que las entidades financieras deben destinar de sus depósitos privados al financiamiento.

“La importancia del apalancamiento financiero para propiciar el desarrollo, vuelve necesaria una mayor participación de la banca privada en el mismo”, destacó Weigandi,

Remarcó que “en el sector financiero, las altas tasas de crecimiento económico de la última década tuvieron una influencia positiva, mejorando sus indicadores de solvencia y liquidez”.

Sin embargo subrayó que “el financiamiento del sector privado tendió a dirigirse en el crédito al consumo, en detrimento del sector productivo, que fue cubierto fundamentalmente por la banca pública y la acción estatal”.

Así precisó que “los créditos totales, en pesos y en moneda extranjera, de las entidades financieras aumentaron entre 2003 y 2013 un 420%, pero este incremento tuvo como contracara, una concentración en la finalidad específica para la aplicación de los mismos”.

Al respecto puntualizó que “en junio del 2004 el 79,3% de las financiaciones de los bancos privados, estaban relacionadas con el comercio”, y contrastó que “en julio de 2012 ese porcentaje era del 50,9%”.

“A partir de la modificación de la Carta Orgánica del Banco Central, esta entidad tuvo mayores potestades a la hora de regular el sistema financiero para promover el desarrollo”, indicó Weigandi, quien señaló que “tal es el caso que en el mismo año de la modificación, 2012, se lanzó la Línea de Crédito para la Inversión Productiva”.

El informe destacó que el Banco Central acordó préstamos por $103.000 millones en el marco de la LCIP para los cuatro cupos desde julio de 2012 hasta agosto de 2014.

En el segundo semestre de 2014 el monto fue de $24.350 millones, de los cuales $19.371 millones provienen de los 13 bancos privados que concentran el 57,5% de los depósitos.

Para el primer semestre de 2015 el sistema financiero deberá prestar $37.400 millones en base a estimaciones del Banco Central, esto es, un 54% más.

La composición de la banca en el programa es de un 37,1% para la pública, mientras los bancos privados nacionales representan un 27,80% y los extranjeros un 35,10%.

“Tan sólo incluyendo a la banca del sector privado, o sea, excluyendo entidades como el Banco Nación, el monto a distribuir entre distintos proyectos productivos será mayor a los $30.000 millones; esto es casi el doble de otro programas, como la línea de financiamiento Fondear”, sostuvo Weingandi.

Destacó que “para todo proyecto político que busque un camino consistente hacia el desarrollo, es esencial propiciar los recursos necesarios para que las compañías nacientes logren las capacidades básicas para poder desenvolverse en su entorno de negocios”.

Y remarcó que “la consecuente generación de puestos de trabajo y contribución al círculo virtuoso de la economía es lo que el Gobierno mira a la hora de establecer una normativa robusta que acompañe la lógica de maximización de ganancias del sector privado, pero a su vez ayude a fortalecer la producción y el mercado interno”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico