Banquina Política

Sueña con él
Los ácidos comentarios sobre el supuesto impacto que generará el dique Los Monos y que desde hace años viene aportando el médico ambientalista Miguel Webb, le jugaron una mala pasada ayer a Ricardo Britapaja, uno de los principales defensores del proyecto.
El intendente de Sarmiento estaba exponiendo sobre los aspectos positivos y negativos de la obra y en varios momentos de sus apreciaciones mencionó a su par de Rada Tilly, Pedro Peralta, y al propio Webb, quien había disertado minutos antes.
Sin embargo, cuando explicaba un detalle técnico Britapaja quiso nombrar a un ingeniero de la Universidad Nacional de la Patagonia y le salió en dos oportunidades el apellido «Webb».
Entre risas y mirándolo directamente a los ojos, Britapaja reconoció ante el público presente que pronunció el nombre de Webb porque «desde hace varios años que sueño con vos...».

Juntos por el dique
Pero el contrapunto que ayer protagonizaron Britapaja y Peralta, junto a profesionales de la región, también convocó a dirigentes políticos que están muy interesados en el desarrollo de la cuenca del Senguer. Entre otros estuvieron el candidato a intendente de Rada Tilly, José Manuel Corchuelo Blasco, el referente de compromiso «K», José Luis Esperón, y el dirigente guinlista, Luis Zaffaroni.
En general, las expectativas creadas en torno al cruce de ideas convocó a un centenar de personas que escucharon, leyeron y vieron imágenes de lo que pasará, o no, en caso de llevarse adelante la obra.

Estaba torcido
Quienes se han tomado el trabajo de estudiar la denuncia efectuada por el integrante radical del Tribunal de Cuentas Municipal saben que Josefina Bidondo puede haber cometido un error al darle curso a un expediente que ella no elaboró, sino que fue redactado e iniciado por su antecesor, Ricardo Guerreiro.
La denuncia, apuntalada en el Concejo Deliberante por los ediles radicales, advierte que para reconstruir el Centro de Promoción Barrial de Kilómetro 5 no se llamó a licitación y que incluso hasta la adjudicación directa efectuada no fue bien realizada.
Cansada de las imputaciones, la arquitecta Bidondo abrió el paraguas y aclaró que «yo lo único que hice fue darle curso a un expediente; además siempre trato de enderezar lo que está torcido y este era uno de esos casos».

Sin compromiso
Más allá de que la reunión con los empresarios en el Ceptur fue a puertas cerradas, en las filas de compromiso «K» aclararon que la visita del viceministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, fue exclusivamente institucional y se trató, en todo momento, de evitar que se cruzara algún comentario político.
Por eso a los empresarios y referentes de las diversas entidades de la ciudad se los invitó, «sin compromisos», para que escucharan el plan de ayuda estratégica que el Estado Nacional está implementando entre algunas empresas importantes del país y grupos productivos de menor envergadura.
Las suspicacias surgieron a partir de que Arroyo es uno de los principales operadores del grupo político del presidente Néstor Kirchner denominado como Compromiso «K».

Falló el anzuelo
Como en una de esas tardes cuando los pescadores no están de suerte y no logran hacer picar o morder ninguna especie, el viernes la presidente de la Comisión de Desarrollo Económico del Concejo Deliberante, Laura Barros, convocó a sus integrantes a una reunión por el tema pesca.
En total eran siete los concejales que debían asistir a la cita a la cual también fue invitado el titular del Consejo Pesquero municipal, Mario Aragone. Sin embargo, cuando llegó la hora de hablar de pesca en la mesa de trabajo apenas estuvieron Aragone, Barros y Judith Jozami.

Pocos amigos
Está bien que los muchachos están ubicados en veredas contrarias dentro del esquema político del Concejo Deliberante pero, cuestión que no sucedía desde hace tiempo, se atacaron mutuamente por diferencias personales. Los radicales pusieron en duda la honorabilidad de los peronistas y, sumamente dolidos por el ataque, los justicialistas golpearon también con dureza. Ricardo Trovant, el más duro, recordó que en su discurso el intendente Raúl Simoncini había dicho que los opositores, más que rivales políticos, eran sus amigos en la vida, a lo que Trovant adujo que «yo prefiero tener otro tipo de amigos...».

La trajo el viento
En la última sesión del Concejo Deliberante se sucedieron una serie de presentaciones legislativas un poco curiosas. La más llamativa fue la de Griselda Muñoz, quien propuso que se promocione a Comodoro Rivadavia como «Eópolis: Ciudad del Viento», colocando un cartel destacado y visible en los accesos al ejido urbano.
Pero también a Muñoz se le ocurrió que hay que mejorar las veredas del liceo General Roca y hasta poner sanitarios debido a la cantidad de personas que van a correr o a caminar por sus inmediaciones. Por su parte, Carmen Farías presentó un proyecto de reglamentación básica para los que ejercen el oficio de tatuadores y perforadores.

Pa’ donde patean 1
Los diputados de Pico Truncado, Osvaldo Pérez y Jorge González, presentaron un proyecto de ley que el resto de los diputados aprobaron por unanimidad sancionando la emergencia sanitaria en en esa ciudad del norte santacruceño. El presidente de Servicios Públicos, Luis Barletta,  muy malhumorado, dejó bien en claro que lo hicieron «sin ningún sustento técnico».

Pa’ donde patean 2
Sobre el mismo tema, el Ejecutivo Provincial estaba que trinaba por la actitud de los legisladores. «Esa ley la vamos a vetar porque técnicamente no se ajusta a la verdad», se escuchó decir a un asesor gubernamental que en ese preciso momento preparaba, para mandarles a los diputados, unas copias del discurso del ministro Julio de Vido en Puerto Madryn donde dijo que en abril se licitará la obra del Dique Los Monos.

Pa’ donde patean 3
En una muy saludable confitería de Río Gallegos donde se sirve un muy buen café, se escuchaba preguntar en una mesa  por qué ninguno de los 22 legisladores provinciales salió a fijar postura junto con el gobierno sobre la movilización del miércoles donde estaba todo el arco opositor de la provincia.
Otro parroquiano dijo que el día de la movilización estaban todos escondidos sin aparecer por ningún lugar público porque los parientes de algunos de ellos que trabajan en la administración pública, estaban de paro. «Estos jugarán para otro equipo», deslizó el último en levantarse de la mesa
En cambio el mozo del lugar, mientras levantaba la propina, fue lacónico al agregar sin anestesia: «parece que el gran DT a estos no los va a tener en cuenta para la próxima temporada porque son como el té de tilo: no hacen ni bien ni mal».

Pa’ donde patean 4
El último miércoles, varios dirigentes de la UCR y del FUT (Frente de unidad trabajadora), encabezados por Miguel Del Plá, compartieron la tribuna con el obispo de Santa Cruz, Juan Carlos Romanín. Lo que no entendía quien despacha gasoil en la estación de servicio de Tres Cerros era por qué el micro de la Municipalidad de Puerto Deseado que comanda Arturo Rodríguez llevaba a los manifestantes al acto en Río Gallegos y tampoco se entendía por qué iba arriba del colectivo arengando a los manifestantes el concejal Navarro, del Frente para la Victoria Santacruceña.

Día de furia
Fue el jueves ya que el Poder Ejecutivo de Santa Cruz, con las voces cantantes de los ministros Roque Ocampo y Daniel Varizat, opinaron sobre la movilización, los oradores del acto y la presencia en él del obispo Romanín, de quien hasta se recordó la defensa que hizo del padre Julio Grassi, procesado por la justicia por abuso de menores.
También ese mismo día el presidente de la Nación, Néstor Kirchner, en un acto en La Matanza llamó a la reflexión a algún distraído de su provincia que llegó hace un año y que debe cumplir su función para todos.

Los oradores
Todos los oradores del acto en Río Gallegos fueron, o han sido, candidatos de la oposición en las distintas elecciones en Santa Cruz, tal es así que uno de ellos, Daniel Gómez, cuando era concejal en 1987 tenía como slogan de campaña el de «concejales sin sueldo».
Tampoco se salvaron de los cuestionamientos del gobierno Pedro Muñoz, Omar Latini, Mónica Galván, Pedro Biott, Alejandro Garzón (pidió custodia para su casa) y Eduardo Arnold, quien según parece por sus últimos dichos nunca perteneció al gobierno de Santa Cruz. Curioso en alguien que fue dos veces vicegobernador, una vez senador y otra, diputado nacional.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico