Banquina Política

Mi amigo Horacio
En medio de la novela que se armó después de la partida de Marcelo Corbet de la subsecretaría de Gobierno municipal, fueron muchos los nombres que sonaron hasta que asumió Horacio Martínez.
Pero no hay que perder de vista que a quien se ve desde hace muchos meses recorrer los pasillos municipales y, principalmente, las áreas de Gobierno, es a Carlos Marsó, el mismo que fuera eyectado tras el escandaloso caso de prostitución y trata de blancas que estalló en enero de 2006.
De hecho, cada que vez que hubo que pensar en un subsecretario el primer político de la lista era Marsó. En ese marco, y con la intención de eliminar todo tipo de especulaciones, el ex funcionario dijo en una radio que «no soy funcionario, no soy asesor y lo único que hago en el municipio es visitar y charlar con un amigo de toda la vida como es Horacio Martínez».

Por ahorrar costos
El último congreso provincial de ATE que se realizó en Rawson no terminó de la mejor manera. Resulta que los integrantes de las diferentes listas que pugnan por la conducción no sólo se encontraron en la capital provincial, sino que además compartieron el colectivo en el regreso y adentro del mismo parece que ardió Troya.
Según consta en una denuncia policial, Horacio Navarro y sus adherentes habrían insultado y maltratado a integrantes de la lista Verde, quienes al llegar a la ciudad se bajaron en la Seccional Primera y radicaron la denuncia; incluso trascendió que el chofer también habría atestiguado a favor de las mujeres increpadas por Navarro.

Verde Morado
La aparición de la lista Verde para participar de la elecciones de ATE, el próximo 30 de mayo sorprendió a propios y extraños, aunque más sorprendió ver entre sus dirigentes a una antigua militante de Franja Morada, otrora presidenta del Centro de Estudiantes de Humanidades. La especialista en turismo, ahora administrativa del Hospital Regional no temió conformar lista con militantes justicialistas para competir contra Horacio Navarro.

Diputado bravo
Cuentan quienes estuvieron el jueves en el Concejo Deliberante que en la sala de asesores del sector radical un diputado nacional invitó a pelear a un joven militante que tiene aspiraciones para el próximo turno electoral.
El legislador, de vasta trayectoria en la UCR, le recriminó al muchacho que hubiera puesto en duda su honorabilidad como representante del pueblo y trató de explicar por qué él asumió una actitud positiva en torno a la firma del convenio con Pan American Energy.
Lo malo, más allá de las diferencias que existen en su modo de pensar, es que según el joven radical el diputado le dijo que «en la calle ya nos vamos a encontrar...».

¿Campaña austera?
A falta de una oficina o un salón partidario que pueda contener una conferencia de prensa, el contador César Herrera invitó a los periodistas locales a tomar un café en el lobby de un lujoso hotel céntrico. Allí, el precandidato a la intendencia habló de contratos petroleros, de sus deseos de evitar los comicios internos y del adelantamiento de las elecciones.
Cuando terminó la ronda de preguntas, Herrera invitó a los periodistas a que «pidan lo que quieran» y si bien no hubo grandes excesos, el precandidato se disculpó por no tener un local de campaña acorde a las circunstancias.
El problema fue cuando llegó la cuenta, ya que si bien Herrera es contador parece que no calculó bien sus gastos.
Algunos de sus allegados afirmaron que «hubiese sido mejor alquilar una oficina en pleno centro».

Pescador con radio propia
Sin tener la obligación de cerrar su último emprendimiento comercial ligado a la actividad pesquera, el director de una FM local empapeló la ciudad promocionando su regreso al éter, aunque esta vez con otra frecuencia. Es así como los coloridos afiches callejeros no sólo reflejan el nuevo lugar en el dial, sino que aluden a un proverbio chino que habla de los clavos que quedan con su cabeza afuera y reciben un martillazo.
Pero para que todos sepan de qué se trata, el hombre (antiguo referente de la Franja Morada) también colocó en los afiches algunas fotos de la cobertura de la toma en la playa de tanques de Termap de 2005, donde se autopresenta como protagonista. Se dice que «su militancia» habría sido premiada con la compra de los nuevos equipos de la emisora.

Sin ambulancia
Desde el PAMI admitieron que existen dificultades en lo que respecta al servicio de ambulancias de Hospital Alvear. La situación viene siendo transmitida desde hace meses a los funcionarios responsables.
«Lo que nos dijeron es que había problemas, no con el vehículo en sí sino con la designación de los choferes», señaló el titular de la obra social, Ceferino Pérez.
Ahora desde el organismo aguardan que se concrete el compromiso de los directivos del Hospital Regional con respecto a la puesta en marcha, en un plazo de 30 a 45 días, de un centro de ambulancias para atender los requerimientos de los residentes de la zona norte.

Ventajero
La política santacruceña se trasladó durante esta semana a la ciudad de Buenos Aires con agenda de todo tipo, como el convenio del Dique Los Monos y la continuidad de las negociaciones con los maestros.
Pero si de ventajas se trata, rápido de reflejos el intendente de Caleta Olivia, Fernando Cotillo, se ocupó de otras cosas para su ciudad, entre ellas financiamiento para la construcción de un nuevo edificio municipal que dentro de poco tiempo será una realidad.

Llegaron visitas
El mismo día que en la Casa Rosada se firmó el convenio para la construcción del Dique Los Monos, estaban presentes una importante cantidad de integrantes de uniones vecinales y entidades intermedias de la ciudad del Gorosito.
Los visitantes fueron hasta el Senado de la Nación acompañados por todo el gabinete municipal de Caleta Olivia, donde fueron recibidos por el senador nacional Nicolás Fernández, quien además de ofrecerles una visita guiada a la Cámara Alta les ofreció un almuerzo en el comedor del Senado.
Además, Fernández se comprometió a seguir gestionando y dando todo el apoyo incondicional al intendente Cotillo, que dicho sea de paso a mediados de junio lanzaría su campaña para la reelección.

El G7
Se los vio muy enojados a los 7 diputados disidentes santacruceños, con Osvaldo Pérez, Nieves Beroiza y Clara Mabel Ruiz a la cabeza, vociferando en cuanto medio podían que el Estado nacional distribuye mal los recursos, que la renta hidrocarburifera es muy poca y que Comodoro Rivadavia siempre los ha condicionado, ahora más porque -según dicen estos legisladores- «nos quieren imponer un contrato de extención de concesiones petroleras».
También se quejaron porque el Gobierno provincial no los invitó a la Casa Rosada cuando se firmó el convenio del Dique Los Monos.

Yo lo dije
Un avezado hombre del gremialismo no estatal y vernáculo de Río Gallegos se halagaba a sí mismo por haber anticipado desde hace muchos días que los docentes no aceptarían la oferta del Gobierno provincial.
«El tema es sencillo -le comentaba a otro sindicalista-, esto ya va para largo y se transformó en político, siempre pasa eso: por derecha y por izquierda en los conflictos largos sacan provecho aquellos que tienen intereses políticos y que no se animan a anotarse en una boleta para competir en una elección porque la gente les daría la espalda».
Para este sindicalista, «los dirigentes gremiales que no conducen a sus afiliados terminan sobrepasados por las bases porque no pueden cumplir a veces solicitudes muy exageradas y ¿sabés quién termina pagando las consecuencias en este caso? Los pibes que están divididos hace dos meses entre los que tienen y los que no tienen clases».

SMS
Es común en Santa Cruz que en los últimos tiempos se reciban mensajes de texto por cualquier cosa que pase, así a trevés de SMS se promocionan desde escarches, a reuniones de distinto tipo, cacerolazos debidamente programados con fecha y hora, reuniones de sindicalistas, de mlitantes, de maestros y hasta de fieles a las distintas religiones.
El último que se promocionaba ayer decía «Educar a nuestros hijos es una obligación de todos. Lunes 21 todos a clases. Difundí este mensaje por el futuro de ellos».

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico