Benedicto XVI sigue en Brasil en medio de un clima tenso

En el segundo día de su visita a Brasil, el papa Benedicto XVI se reunió ayer con el presidente Lula Da Silva, quien a pesar del férreo discurso del pontífice contra el aborto no está dispuesto a interrumpir la campaña de flexibilización de esa práctica encarada por su Gobierno.

San Pablo (Télam)
Lula recibió al Papa en la sede de la gobernación paulista en medio de un tenso clima por las crecientes divergencias entre el gobierno local y la Iglesia católica, según evaluó la agencia noticiosa alemana DPA.
Por su parte, la agencia italiana Ansa informó, citando como fuente a la embajadora brasileña en el Vaticano, Vera Machado, que durante la reunión Lula le ratificó a Benedicto XVI que su país seguirá siendo un estado laico.
Lula informó al Papa, según Machado, sobre el desarrollo de la agricultura familiar en Brasil a partir del desarrollo de los biocombustibles y la posibilidad de implementar esa producción en Africa.
Asesores presidenciales informaron a su vez que el encuentro se realizó en el marco de una «visita de cortesía», por lo cual «no habrá informaciones de Estado a ser anunciadas después».
Según esas fuentes, las referencias al principio de «respeto a la vida» hechas por el pontífice el miércoles en su primer discurso en tierras brasileñas indican que Lula no logrará eludir, como deseaba, el tema del aborto en algún momento de la visita papal, que culmina el domingo.
Pese a que asegura que, personalmente, está en contra del aborto, el mandatario brasileño ha afirmado que este es un tema de «salud pública», y no ha frenado la iniciativa de su ministro de Salud, José Gomes Temporao, de impulsar un debate sobre la flexibilización de la legislación brasileña sobre la interrupción del embarazo.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico