Beneficiaron con medidas sustitutivas al condenado por la muerte del ciclista

En octubre de 2017, Luis Moreno fue condenado en primera instancia a 3 años y 4 meses de prisión de cumplimiento efectivo por el homicidio culposo agravado por la conducción imprudente de un vehículo automotor, que tuvo como víctima al ciclista de Diadema Argentina Eduardo Leguizamón. Ese fallo fue confirmado la semana pasada por la Cámara Penal por lo que la sentencia cuenta con "doble conforme". Sin embargo, la defensa del condenado presentó el viernes un pedido de revisión de la prisión preventiva. Pese a la oposición de la Fiscalía y de la Querella, la jueza Raquel Tassello aceptó que Moreno quede en libertad a cambio de que se presente dos veces por semana ante la Oficina Judicial. Además, debió entregar su licencia de conducir.

En la sede de los tribunales penales de Comodoro Rivadavia, el viernes se realizó la audiencia de revisión de la prisión preventiva en el marco de la causa judicial que tiene como condenado, con doble conforme, a Luis Moreno por el homicidio culposo del ciclista Eduardo Leguizamón, quien fue atropellado camino a Diadema, sobre la ruta Provincial 39, en la tarde del 11 de mayo de 2016.

La fiscal y la querella solicitaron la prisión preventiva de Moreno sobre la base de la existencia del peligro de fuga y la alta probabilidad de que se vincule a situaciones similares. En contraposición la defensa se opuso y requirió medidas sustitutivas como presentaciones semanales ante la Oficina Judicial y en forma subsidiaria su arresto domiciliario.

Presidió el acto la jueza penal Raquel Tassello; por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente la fiscal general Cecilia Codina; por la querella –en representación de la familia de la víctima- actuó Juan Manuel Irusta; en tanto que la defensa de Moreno fue ejecutada por el abogado particular Mauro Fontéñez. Asimismo se encontraban presente familiares de Leguizamón acompañados por una profesional del Servicio de Asistencia a la Víctima de Delito (SAVD).

En un primer momento la fiscal Codina solicitó la prisión preventiva de Moreno ya que han cambiado las condiciones desde cuando se le dictó la sentencia condenatoria en primer grado. Ahora la causa tiene doble conforme ya que la Cámara Penal de Comodoro Rivadavia confirmó en todos sus términos la sentencia condenatoria de primer grado.

Argumentó que de esa manera se acrecienta el peligro de fuga ya que la pena que recibió es de tres años y cuatro meses de prisión efectivos, más ocho años de inhabilitación especial para manejar.

La fiscal sostuvo que la única instancia que le queda al defensor es la impugnación extraordinaria ante la Sala Penal del Superior Tribunal de Justicia de la provincia. Para ello se debe atacar la sentencia como arbitraria. Sin embargo la Cámara sostuvo que era lógica, recordó.

También planteó que el poder adquisitivo del condenado le permitiría que se fugue, así como también existe una alta probabilidad que Moreno se vincule a otros procedimientos, manifestó.

A la vez, Codina se refirió a la declaración del imputado que “no ve” ya que por un ataque de presión perdió la vista y la Cámara hizo referencia a las precarias condiciones en las que manejaba.

Asimismo, hizo referencia a dos actas de infracción del Juzgado de Faltas de parte de Moreno, es decir que sigue conduciendo pese a la prohibición de la sentencia en su contra.

De ese modo, reiteró que existe la alta probabilidad que vuelva a cometer hechos como el presente generando un peligro para la sociedad.

El querellante adhirió en todo a los fundamentos esgrimidos por la fiscal solicitando la prisión preventiva de Moreno sobre la base del peligro de fuga.

En contraposición el defensor se opuso a la medida de coerción solicitada por los acusadores. Recordó que desde el inicio de la investigación su defendido prestó colaboración con el proceso. “Se ha presentado todas las veces que ha sido notificado”, indicó.

Planteó: “no se da el peligro de fuga por las condiciones personales y el fuerte arraigo” que tiene Moreno por su “grupo familiar contenedor”.

Argumentó que rige el principio de inocencia ya que la sentencia no se encuentra firme y que la defensa presentará un recurso extraordinario.

A la vez, presentó un informe social del grupo familiar conviviente de Moreno, por todo lo cual solicitó presentaciones semanales ante la Oficina Judicial y prohibición de ausentarse de esta ciudad para su pupilo; y subsidiariamente su arresto domiciliario.

Finalmente la jueza penal resolvió dictar medidas sustitutivas a la prisión preventiva como la obligación de presentarse ante la Oficina Judicial, dos veces por semana, prohibición de salir del país o de la ciudad sin autorización judicial.

También la jueza dispuso que Moreno entregue su licencia de conducir y dictó la prohibición de conducir vehículos hasta que la sentencia quede firme. Advirtió que en caso que se viole alguna de estas medidas sustitutivas impuestas se revocará y se dictará su prisión preventiva.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico