Boca festejó en Mar del Plata  y se llevó el primer punto

Le ganó por 80-71 a Peñarol en un gran duelo, poniéndose 1 a 0 en la serie de cuartos de final. Eloy Vargas volvió a destacarse con 20 puntos más 12 rebotes.

Boca irrumpió fuerte en Mar del Plata y se llevó el primer punto de los cuartos de final, luego de vencer a Peñarol por un ajustado pero muy importante 81-70. Este domingo a las 21 será el segundo cotejo, también en el Polideportivo Islas Malvinas.

Después de dos minutos sin puntos, Buemo abrió el marcador con un triple. Dominó Peñarol, sobre todo desde su defensa, y pudo alejarse por 10 (14-4) con dos bombas más de Charly y una de Glass.

Boca reaccionó con Vargas y el aporte de los relevos, para meter un 9-0 y ponerse a uno (14-13) a falta de 2 minutos y medio, aunque los locales contaron con Thornton y Valinotti para sacar 4 (21-17). En la última, un triple lejano de Buendía emparejó el marcador (21-20).

El segundo arrancó como el primero, sin puntos en dos minutos hasta que Lockett metió dos dobles y Thornton otro (27-20). García pidió tiempo muerto. Luego se arrimó Boca, pero apareció Marin con un triple para darle calma a los de Ramella en la mitad del segmento (32-24).

La siguiente mitad fue de rachas: metió un 4 a 0 Boca (32-28) y hubo minuto del DT local. Se alejó 37-30 Peñarol y fue García el que detuvo las acciones, cuando quedaban 2 y medio.

De la mano de Vargas, dominante en el poste bajo, se arrimó peligrosamente Boca en el cierre y terminó dejando una mejor imagen (41-40).

Nuevamente Vargas fue protagonista y con un doble en la primera acción del tercer segmento, puso arriba al Xeneize (42-41). Peñarol, con el correr de los minutos, se fue cargando de faltas: Monacchi y Buemo llegaron a cuatro y Lockett a tres, informó Prensa Peñarol.

Boca dominó y sacó seis (51-45) con el manejo y el gol de Vildoza. Ramella paró el partido. A Peñarol le tocó luchar y lo hizo, para poder empatar a poco del final (54-54). La bocina encontró a los visitantes arriba 57-55.

El trámite, en el último parcial, continuó siendo más luchado que jugado, y con un triple de Sansimoni, los locales se pusieron a dos (62-60) con 6 minutos por jugar.

De todas maneras, Boca empezó a inclinar la balanza cuando se alejó por diez (72-62) a falta 3 y medio. Peñarol atacó incómodo y apurado, y fue negocio para el visitante que se alejó por 11 (75-64). Ese fue el golpe de nocáut.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico