Boca, entre la frustración del presente y las dudas del futuro

Tras sufrir otra eliminación a manos de River, el centro de la escena quedó instalado en el 8 de diciembre, día en que se harán las elecciones en el club. Con Angelici en retirada, ya que no puede ser reelecto, la posibilidad de que Ameal pueda ganar los comicios no es ninguna quimera. Además, el futuro de un Alfaro sin "espalda" para sostener esta actualidad y lo que pueda pasar con Tevez, son las grandes incógnitas en el mundo "xeneize".

La eliminación de Boca ante el River de Marcelo Gallardo, la quinta en una copa nacional o internacional desde 2015, más allá del lógico dolor por la nueva frustración de no poder pasar al adversario de siempre, dejó al mundo Boca con muchas dudas y algunas certezas de cara al futuro.

En el centro de la escena quedó instalado el 8 de diciembre, día en que se harán la elecciones en el club, con el oficialismo muy golpeado por no haber podido lograr la Copa Libertadores en los ocho años de gestión del presidente Daniel Angelici, quien siempre puso al máximo certamen sudamericano de fútbol como el eje de todas sus promesas.

Con Angelici en retirada, ya que no puede ser reelecto de acuerdo con el reglamento del club de la Ribera, la posibilidad de que Jorge Amor Ameal -su principal opositor- pueda ganar los comicios, no es ninguna quimera.

En ese contexto, Juan Carlos Crespi, posible compañero de fórmula del candidato oficial Cristian Gribaudo, dijo ayer que “Boca no fracasó. Esto no fue una derrota porque ganamos, solo fue un percance”.

“Los del VAR buscan hormigas”, fue otra de las frases del ex dirigente en declaraciones a TyC Sports, cuando dijo en buena medida lo que el hincha más pasional de Boca quería escuchar.

Los dichos de Crespi, un ex dirigente conocido por sus frases fuertes y sus frecuentes chicanas a River, se inscriben en un posicionamiento de su figura ante los socios: una manera de cambiar de estilo y pasar a una retórica de confrontación, cuando es sabido que los socios “xeneizes” votan grandes éxitos deportivos, los mismos que Boca no pudo festejar en los últimos ocho años.

En la búsqueda de asegurar el triunfo electoral que podría arrebatarle Ameal (ex presidente del club hasta 2011, cuando sucedió al fallecido Pedro Pompilio en 2008), el oficialismo estaría en conversaciones con José Beraldi, otro de los candidatos de la oposición, para que se sume a los actuales dirigentes, quienes temen el fin de su ciclo directivo en Boca.

En el plano futbolístico, hicieron mucho ruido las declaraciones de Gustavo Alfaro en la Bombonera, tras el triunfo por 1-0 ante River que no alcanzó para evitar otra eliminación en la Copa Libertadores: “Quiero terminar los partidos que nos faltan (en la Superliga, hasta fin de año), mirar al futuro y recuperar mi vida. Me siento orgulloso de haber estado en Boca”.

La sinceridad de Alfaro dejó asombrados a los periodistas que cubrían la rueda de prensa, pero quizás no tanto al director deportivo Nicolás Burdisso, quien lo llamó semanas atrás para renovarle su contrato, que termina a fin de año, y el entrenador le respondió que no era el momento ya que había elecciones en el club en diciembre.

El técnico sabe que no tiene espalda e historia en Boca como para superar una nueva eliminación ante River. Sin embargo, aquellos que lo conocen bien sostienen que el DT está fuerte y que lo de anteayer fue algo muy sincero, pero también una jugada para marcar la cancha, ya que hubo cosas que no le gustaron, entre ellas las lesiones de algunos jugadores en partidos claves.

Los dirigentes cercanos a Angelici aseguran que al entrenador le faltó autocrítica por algunos planteos exageradamente defensivos y no les gusta que se siga victimizando por haber llegado a Boca después de la final perdida ante River en Madrid.

La última gran incógnita a futuro es saber qué pasará con Carlos Tevez, capitán y referente del equipo, quien también finaliza su vínculo en diciembre.

A pesar de su cercanía con Angelici, la mayoría de los dirigentes y candidatos piensan que, gane quien gane las elecciones, el “Apache” no seguiría en Boca. Es más: alguien cercano a su círculo intimo indicó que ya hubo algún sondeo de Gabriel Heinze para incorporarlo a Vélez, donde ya esta Fernando Gago.

Demasiadas dudas en el “mundo Boca” para un futuro que hasta anteanoche parecía lejano, pero que por obra y gracia del River de Gallardo se volvió cruel presente.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico