Bomberos contra el decreto: "¿A quiénes les abren la puerta?" 

La Federación Chubutense de Bomberos Voluntarios cuestionó el reciente decreto que habilita la creación de un cuerpo de bomberos oficiales de la provincia. Sostienen que se amenaza el trabajo de los voluntarios de cada ciudad. 

Desde la comisión directiva de la Federación Chubutense de Bomberos Voluntarios mantuvieron días pasados una reunión en Rawson en la que analizaron el decreto N° 162/22, promulgado el 21 de abril por el Gobierno del Chubut, y manifestaron su preocupación por los cambios que establece en el abordaje de las emergencias a nivel provincial.

Ese decreto habilitó la creación de la Subsecretaría de Protección Civil y otras direcciones de esa estructura para absorber a la Dirección General de la Defensa Civil. Esa decisión generó alarma al interior del Sistema Provincial de Bomberos.

Para la Federación que nuclea a los voluntarios chubutenses, ese decreto establece la creación de un cuerpo de bomberos oficiales de la provincia que responderán a la flamante Subsecretaría de Protección Civil y Gestión Integral del Riesgo.

“Nos preguntamos por qué tanto cinismo y minimización de un sistema de bomberos que ha demostrado su compromiso con la sociedad y su profesionalismo. ¿Será ese el motivo de tanta dilación en el tratamiento de la Ley de Bomberos Voluntarios de Chubut, que actualizaría una ley que ya tiene 32 años de vida?”, se preguntan en un pronunciamiento que se difundió este miércoles.

Según los dirigentes bomberiles, “no se están dando respuestas a las necesidades y obligaciones establecidas por ley y se creó una estructura que como en otras experiencias recientes (Córdoba, por ejemplo) cooptarán a personal que el sistema de bomberos voluntario invirtió en su formación”.

Además, el flamante decreto “contradice y desconoce a la actual ley provincial de bomberos donde al igual que la Ley Nacional N° 25.054, especifica el carácter de servicio público de bomberos de gestión indirecta del Estado por medio de una persona jurídica de bien público”.

En las funciones de la Dirección de Prevención y Reducción del Riesgo “debiera estar explicitada la articulación con el sistema de bomberos que es el que más conoce los posibles riesgos e hipótesis de intervención en su jurisdicción, más aún cuando hay municipios donde se ejerce el servicio y se carece de una dirección municipal de protección civil”.

Para la Federación “hay un único lugar en donde explícitamente se nos nombra en el decreto Nº162 y es donde se especifica la función de la Dirección de Bomberos para auditar y controlar”.

Sin embargo, “se establece la creación de instituciones auxiliares de la Defensa Civil. ¿Es que no alcanza con el Sistema de Bomberos Voluntarios? ¿Los fondos que se asignarán a estas nuevas instituciones son de la misma partida presupuestaria que para los bomberos? ¿A quiénes les están abriendo la puerta con estos grises de la norma?”.

El comunicado oficial concluye que “para los dirigentes políticos que se posicionan para una futura conducción de la provincia, estamos convencidos que el Sistema de Bomberos Voluntarios debe ser parte de una agenda de políticas públicas, no sólo de una agenda electoral de visitas esporádicas con promesas para poder superar una coyuntura. El sistema como existe hoy es la forma más económica y eficiente que tiene el Estado para prestar este servicio. La historia y los hechos lo demuestran, tenemos mucho para hacer y para ello debemos caminar juntos entre el Estado nacional, provincial y municipal”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico