Bonafini ayuna hasta que “Macri devuelva el dinero” a las Madres

Madres de Plaza de Mayo encabezadas por Hebe de Bonafini comenzaron ayer un ayuno en la Catedral metropolitana para exigir al gobierno porteño “que devuelva el dinero” destinado al pago de salarios y la compra de materiales para la construcción de casas en el sudoeste de la ciudad. “Las Madres de Plaza de Mayo tomamos la Catedral metropolitana porque Macri se quedó con dinero que no le corresponde”, dijo Bonafini a la radio La Voz de las Madres-AM 530, sobre el motivo de la protesta iniciada ayer al mediodía.

Buenos Aires (Télam)
Seis Madres de Plaza de Mayo ocuparon la Catedral e iniciaron un ayuno “para exigirle al gobierno porteño que libere los fondos”, explicó la presidenta de la entidad. “Nos vamos a quedar aquí hasta que Macri devuelva el dinero que no le corresponde”, dijo Bonafini.
“Queremos que la gente sepa que las Madres estamos aquí, en la Catedral, y si quieren venir a acompañarnos pueden hacerlo, las puertas de la Catedral están abiertas”, añadió.
Bonafini dijo que el gobierno de Macri retuvo 3,4 millones de pesos girados por el Ejecutivo nacional para el pago de salarios de más de 1.300 trabajadores y la compra de materiales en diversas obras impulsadas por la Fundación Madres de Plaza de Mayo.
En consecuencia, quienes trabajan en los obradores de las villas 15, 19, 20, barrios Obrero, Bermejo, Piletones y Núcleo Habitacional Transitorio iniciaron un paro respaldado por la Asociación Madres de Plaza de Mayo con su ayuno en la Catedral.
Pese a promesas del Ejecutivo porteño de liberar los fondos el viernes último, ayer el dinero seguía bloqueado, relató el portal informativo de la Asociación.
“Ellos nos dicen que quieren seguir trabajando con las Madres, que quieren que la relación sea buena pero no hay argumento que valga: el Gobierno nacional depositó la plata y ellos se la apoderaron”, afirmó Bonafini.
La titular de Madres aseveró además que “al tipo que se mandó la maniobra no lo encontramos por ninguna parte, ni ellos ni nosotros”.
“Hasta que no esté la plata depositada en la cuenta de la Fundación nosotros no vamos a levantar nuestra medida que es tomar y ayunar en la Catedral”, afirmó.
Bonafini señaló que “esta actitud del gobierno de Macri no sólo impide que los trabajadores cobren sus salarios sino que traba la compra de los materiales para continuar con la construcción de las casas”.
El conflicto se inició la semana pasada, cuando desde el Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC) se trabó el traspaso del dinero a la Fundación Madres de Plaza de Mayo, según el portal de la Asociación. El incumplimiento del compromiso de hacer el depósito el pasado viernes derivó en que los trabajadores afectados se movilizaran hacia la sede del IVC para reclamar el dinero, antes de iniciar el paro con el que se solidarizaron las Madres.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico