Boyero: "no hay peligro de electrocución ni se tendrán que romper las veredas"

El secretario municipal de Infraestructura, Obras y Servicios Públicos, Abel Boyero, aseguró que “de ninguna manera” la inauguración del paseo aeróbico del Liceo Militar, que debió efectuarse ayer, se haya postergado por problemas graves en la construcción, como denunciaron públicamente el responsable comunal de Parques y Paseos, Gustavo De Vadillo, y el vecinalista del barrio Roca, Orlando Chacoma. “Nos tomamos 10 días más para que frague, como corresponde, el cemento que pusimos para asegurar al suelo, las máquinas para ejercicio y los tachos de basura”, señaló el funcionario.

 La polémica envolvió al paseo aeróbico del Liceo Militar que debió inaugurarse ayer y que mereció serios reparos por parte de un empleado municipal, como el responsable de Parques y Paseos, Gustavo De Vadillo quien cuestionó las plantas elegidas y el sistema de riego, y por el vecinalista, Orlando Chacoma, que inicialmente fue el impulsor de esta obra, que tuvo un costo cercano a los $4 millones y que fue presentado como el mejoramiento y embellecimiento del clásico circuito de paseo y ejercicio que rodea el establecimiento educativo dependiente del Ejército.

El secretario de Infraestructura del municipio, Abel Boyero, negó de plano a Diario Patagónico que la postergación de la inauguración esté basada en algunos de los cuestionamientos efectuados por De Vadillo y Chacoma.

“La visión que dio un empleado municipal (por el responsable de Parques y Paseos) es muy parcial y puntual. Se trata de alguien que sabe de su temática pero nada de obra pública, porque todas las cuestiones que señaló no solo son inexactas, también están lejanas a la realidad”, afirmó Boyero.

“No vamos a tener que demoler veredas ni hacer cambios de cañerías. Todo esto fue hecho en base a un proyecto y por una empresa seria, como es Freile Construcciones, con una amplia trayectoria y de Comodoro Rivadavia”, indicó.

En relación a una posible obstrucción de mangueras, el secretario señaló que la misma “es subsanable porque se dejó, adrede, una zanja de servicio en las laterales de las avenidas para atender cualquier inconveniente. Está todo previsto y garantizado”, sostuvo.

Boyero también descartó que haya riesgo de electrocución por la cercanía de las cañerías de agua y las que contienen cables de electricidad. “Eso es imposible. Los cables tienen protección, están en caños separados, y además la cooperativa nos pidió una serie de puestas a tierra que, por más exagerada que parecía, lo aceptamos y así se hizo”.

Respecto a la demora en la inauguración, el funcionario explicó que los 10 días extras que se decidió agregar a la fecha original, que era ayer, se utilizarán para que frague bien el cemento que asegura las máquinas para hacer ejercicio y los tachos de basura.

LAS OBSERVACIONES

La obra alrededor del Liceo Militar presenta diversas deficiencias, según la óptica del referente de Parques y Paseos y de la Asociación Vecinal del barrio Roca.

“Hay lugares donde se ve claramente que están pegados prácticamente las mangueras con los cables de luz. Considero que no está bien, aparte hay caños que están rotos”, señaló Orlando Chacoma, vecinalista del Roca, a Diario Patagónico.

Chacoma ya contó 380 fisuras de importancia en las cuatro cuadras del Liceo Militar. “Ya he hablado con el secretario de Infraestructura, Obras y Servicios Públicos, Abel Boyero, respecto al problema que venimos observando en cuando a las fisuras y otro tipos de roturas”, indicó.

Mientras, el responsable de Parques y Paseos, Gustavo De Vadillo, explicó ayer en RadioVisión que no se pudieron instalar las plantas previstas en el lugar porque la obra de la vereda afectó de manera directa el sistema de riego.

“Hay dos canillas, una en Portugal y ruta y otra en Polonia y ruta, pero la de Polonia no funciona el agua, porque no se respetó la instalación”, dijo.

“Tendrán que romper (las veredas nuevas) para darle una solución, porque en esta época del año y más con el problema que estamos teniendo con el agua no podemos disponer cada tres días de un camión para regar las plantas, pero con el sistema de riego, eso se facilitaría porque el riego se hace de noche cuando el consumo de agua disminuye”, explicó De Vadillo.

“En la Portugal, por el medio del cantero, pasa la cañería de agua e iluminación, quien haya hecho los pozos tocó los cables y pinchó los de luz, si eso está mordido y después se riega, cualquier chico o persona puede tener una descarga eléctrica cuando toque la planta”, señaló por la mañana el titular de Parques y Paseos antes de las aclaraciones de AbelBoyero.

Otro problema similar, según De Vadillo, se registra frente al Liceo, sobre la avenida Portugal. Allí hay una plazoleta donde se incurrió en un error aún más grave. El sistema de riego no tiene agua, por lo que los árboles están secándose por la demora de la obra y las altas temperaturas que se han registrado, cuestionó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico