Brenda Vargas será juzgada por el homicidio de Néstor Vázquez

Por el homicidio de Néstor Vázquez, ocurrido el 17 de marzo de 2014 en medio de una violenta interna por la conducción local de la UOCRA, será juzgada Brenda Vargas. La joven reconoció oportunamente haber llevado a la víctima hasta la Club Roca para que sea ejecutada por otros tres integrantes del gremio que ya fueron juzgados y absueltos. En ese juicio dijo que los había involucrado por despecho y ahora será ella quien se siente en el banquillo acusada por homicidio doblemente agravado.

En el marco de la audiencia preliminar a la que fue sometida ayer Brenda Vargas, la juez penal Mariel Suárez resolvió elevar la causa a juicio oral y público tras admitir la prueba que será ventilada en el debate y rechazar el sobreseimiento solicitado por el defensor particular, Mauro Fonteñez.

En representación del Ministerio Público Fiscal actuó la fiscal general, Camila Banfi, mientras que Olga Cañupán, madre de la víctima y particular damnificada, fue representada por la abogada Olga Figueroa.

En ese contexto, la fiscal se refirió al hecho incluido en la acusación y para ello desarrolló una reseña histórica de los conflictos por el poder en el seno local de la UOCRA.

En tal sentido señaló que a finales de 2013 y comienzos de 2014 se verificaron los enfrentamientos entre las facciones que lideraban Luis Miguel Gortari y Raúl Fernando Silva.

En ese contexto –agregó la acusadora pública--, como hecho relevante, el 7 de febrero de 2014 se enfrentaron a tiros ambas facciones frente a la sede gremial de calle Rawson 1405. Allí, los que respondían a Silva intercambiaron disparos de arma fuego con integrantes de la facción que respondía a Gortari, quienes se encontraban en el interior del gremio.

A partir de entonces se sucedieron otros enfrentamientos, constando ataques armados y amenazas de muerte dirigidas a los integrantes del grupo conducido por Gortari, dos de cuyos integrantes resultaron ser los hermanos Néstor Fabián y Miguel Ángel Vázquez.

En ese marco de alto grado de conflicto y violencia entre los grupos gremiales antagónicos, integrantes del grupo que respondía a Silva planificaron dar muerte a Néstor Vázquez.

EL SEÑUELO

Brenda Vargas fue utilizada como señuelo, siendo contactada por el grupo que respondía a Silva porque ella conocía y tenía confianza con Vázquez. Por ello le pidieron que participara de la organización para darle muerte y la parte acusadora estima que fue a cambio de algún beneficio posterior.

Así fue que con ella incorporada al plan criminal planificaron la emboscada de Néstor.

De ese modo, el 17 marzo de 2014, entre las 19 y las 21, Brenda Vargas llevó bajo engaño a Vázquez al predio del Club Deportivo Roca, ubicado en avenida Lisandro de la Torre y Marinero López, del barrio Isidro Quiroga.

Una vez allí, Vargas le convido un cigarrillo de marihuana a Vázquez y producidos los efectos del Cannabis en el nombrado, avisó a los otros integrantes --aun no identificados-- del grupo criminal, quienes llegaron al lugar.

Sabiendo que actuaban sobre seguro, sorprendieron a la víctima, lo golpearon y maniataron, para luego a instancias de Brenda Vargas, efectuarle uno de los agresores dos disparos con un arma tipo revólver, marca Tanque, calibre 32 largo.

Uno de los proyectiles ingresó en el tórax y otro en la cabeza de Vázquez, provocándole la muerte por “paro cardio-respiratorio traumático debido a lesión cerebral provocado por el paso del proyectil”, con dirección de derecha a izquierda, de adelante hacia atrás y levemente de arriba hacia abajo.

Más tarde, Vargas se fue junto a sus cómplices hacia a la ciudad de Sarmiento, donde permanecieron varios días. Mientras, un día después del crimen, aproximadamente las 17, fue encontrado el cuerpo de Vázquez en el predio del Club Deportivo Roca.

La fiscal sostuvo que luego de la muerte de Néstor Vázquez la UOCRA le construyó una vivienda a Brenda Vargas y figuró como personal de la empresa ZOFRA, sin ninguna experiencia laboral ni antecedentes de que pudiera efectuar tareas en la misma.

Habría sido únicamente como pantalla debido al rol que cumplió Brenda Vargas en el homicidio. Así se le requirió también falsear el testimonio durante la investigación y luego cambiar la versión en el debate oral y público realizado en el legajo fiscal “Vázquez Néstor Fabián s/homicidio r/v”, llevado adelante en abril de 2017. Todo ello con la intención de mejorar su situación y la de sus consortes y procurar impunidad para sí y para los integrantes de UOCRA.

ACUSADA

Brenda Vargas fue acusada por el delito de “homicidio doblemente agravado, por ser cometido con alevosía, y por el concurso premeditado de dos o más personas”, en calidad de “autora”.

Por su parte la querella adhirió al hecho enunciado por la fiscal y calificó el mismo como “homicidio doblemente agravado, por ser cometido con alevosía, y por el concurso premeditado de dos o más personas”, en calidad de coautora o partícipe necesaria para Vargas y subsidiariamente como “homicidio agravado por el uso de arma de fuego” en calidad de coautora o partícipe necesaria.

Por su parte la defensa solicitó el sobreseimiento de su pupila debido a que “a lo largo de la investigación, el Ministerio Público Fiscal no pudo acreditar con certeza los hechos traídos a proceso. Existen más dudas que certezas y en la otra investigación no se puede hablar de banda porque en dicha carpeta los supuestos autores están en libertad y fueron absueltos”.

También expresó el defensor que Vargas no forma parte de ningún grupo adepto a la UOCRA, sino que tenía relación con ambos, concluyendo que no se logró desterrar el principio de inocencia y requirió el sobreseimiento.

De manera subsidiaria pidió el cambio de calificación jurídica por la de “encubrimiento”.

Tras escuchar a las partes, la juez resolvió rechazar el pedido de sobreseimiento y elevó la causa a juicio oral y público, en virtud de que si analizara los elementos probatorios en este momento procesal sería adelantar el juicio.

La valoración de los elementos probatorios de la causa se debe hacer en el debate oral y público, concluyó la jueza. Por último se realizó el ofrecimiento de prueba a ventilar en el futuro debate.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico