Buscan reabrir la calle de Cromagnón

Distintos organismos de Gobierno avanzan en un proyecto para reabrir la calle Bartolomé Mitre, cerrada al tránsito desde la tragedia de Cromag-nón, que incluye la creación de un museo a las víctimas, aunque los familiares reclaman que se respeten sus "tiempos".

Buenos Aires (Télam)
Para oponerse a la iniciativa, los familiares de las víctimas argumentan que aún tienen en sus mentes la imagen de los cuerpos que fueron puestos sobre la vereda de esa vía durante el incendio.
«Como todo elemento de homenaje, hay que tener un tiempo de maduración», explicó a Télam Raúl Morales, papá de Sofía, una adolescente de 17 años que fue una las de las 194 víctimas del incendio de Cromagnón, ocurrido el 30 de diciembre de 2004.
El proyecto de renovación paisajista sobre Mitre al 3.000, una calle por la que circulaban once líneas de colectivos que debieron modificar su recorrido, establece una reapertura parcial de la vía, ya que si bien contempla la eliminación del vallado actual, propone la instalación de un sistema de vibradores que obliga a ir a baja velocidad.
El diseño fue elaborado por Pablo Suárez y Mariano Orlando, del estudio G29 arquitectos, quienes ganaron un concurso convocado por la Sociedad Central de Arquitectos en diciembre de 2005, un año después de la tragedia.
Sin embargo, la propuesta aún está sin fecha de ejecución, aunque el jefe de Gobierno porteño, Jorge Telerman, está dispuesto a promover la reapertura de la calle.
Eso es lo que afirmó Telerman la pasada semana en una entrevista radial, en la cual comentó acerca de las conversaciones que mantiene con los familiares de las víctimas sobre la intervención paisajista para recuperar la calle y señaló: «vamos a ir a una situación de apertura».

RESPONSABILIDADES
El gobierno de la Ciudad tiene a su cargo el espacio público de la calle y carga con el reclamo de los comerciantes de la zona afectados por el desvío del tránsito, pero no es la única institución que tiene poder de decisión sobre el proyecto.
El plan abarca también el playón donde en la actualidad está levantado el santuario y un corredor donde están las fotos de las víctimas, dos espacios que pertenecen al Organismo Nacional de Administración de Bienes del Estado (ONABE).
Por eso, la facultad de llamar a licitación para la ejecución del proyecto recae en el ONABE, que según fuentes consultadas por Télam estaría próximo a concretar la convocatoria.
De esta manera avanzaría la remodelación de la calle, que contará con barras en el asfalto para disminuir la velocidad del tránsito.
El diseño además prevé la creación de un museo en homenaje a las víctimas del incendio, que estaría ubicado en un pasaje ferroviario de la estación Once que está en desuso y que tiene una salida a Mitre.
El plan propone el emplazamiento sobre el playón paralelo a la calle de una banda negra con los nombres de las víctimas que se inicia desde un árbol de la vida y termina en un faro de la memoria de 25 metros con una iluminación superior visible desde distintos puntos de la Ciudad.
Este diseño fue bien recibido por la mayoría de los padres y amigos de las víctimas de la tragedia de Cromagnón, que adhirieron a esta reapertura parcial de la calle.
Sin embargo, existe desde este grupo el pedido de «tiempo» para «madurar» el cambio en la zona donde permanecieron depositados los cuerpos de cientos de jóvenes que concurrieron aquella noche al recital de la banda Callejeros.
«Para hacer el museo del Holocausto se tardaron 50 años. Nosotros no queremos que pase tanto tiempo, pero sí que haya una maduración para todo esto», consideró Morales, el papá de Sofía.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico