Buzzi vuelve a Comodoro en horas decisivas

El intendente de Comodoro Rivadavia y gobernador electo de Chubut, Martín Buzzi, iniciará hoy un cierre de semana cargado de actividades trascendentes, ya que deberá analizar en profundidad el nuevo mapa político provincial. Anoche estaba previsto que arribara a la ciudad vía terrestre, debido a los problemas con los vuelos desde Capital Federal. Hoy mantendrá una reunión con integrantes de su gabinete municipal y recibirá, formalmente, las renuncias de Roddy Ingram y Mariano Almirón.

Si los coletazos de la foto con Cristina Fernández de Kirchner fueron absorbidos con altura por el gobernador electo de Chubut, este fin de semana representará una nueva prueba de fuego para el futuro a corto plazo.
Es que Martín Buzzi no sólo buscará minimizar las críticas de los “dasnevistas” por su visita a la Casa Rosada, sino que intentará calmar las aguas en el seno de su staff político comunal donde hoy recibirá las renuncias formales del secretario General, Roddy Ingram, y del titular de Desarrollo Humano, Mariano Almirón.
Buzzi, quien en las últimas semanas “bancó” la pluralidad partidaria de los propios integrantes de su gabinete municipal, no tendrá ahora más remedio que buscar reemplazantes para las áreas relacionadas con las cuestiones políticas generales y la acción social.
“Dasnevistas” de la primera hora, Ingram y Mariano Almirón permanecieron en sus cargos todo lo que pudieron, en principio por pedido de Buzzi y contando siempre con el permiso de Mario Das Neves, pero según el twitter de Ingram del mismo martes por la noche “el límite” fue la foto del gobernador electo con la Presidente de la Nación.
El funcionario que fuera diputado nacional, ministro de Familia provincial y encargado de la frustrada campaña presidencial de Das Neves, se quedará ahora sin trabajo, al menos hasta diciembre cuando asuma como legislador provincial por la Unión Popular que hoy tiene a Eduardo Duhalde como precandidato a presidente y al actual gobernador de Chubut como su compañero de fórmula.
Claro que Ingram aspiraba a ocupar un alto cargo dentro del gabinete de Buzzi cuando éste asumiera como gobernador, lo cual también quedará trunco en virtud de los últimos acontecimientos.

BUSCANDO CONSENSOS
En este contexto, hoy Buzzi encabezará una reunión con sus principales colaboradores y le dará forma a su nuevo gabinete, para llegar a diciembre en óptimas condiciones, además de no frenar la transición que ya inició junto a su sucesor en la intendencia, Néstor Di Pierro.
En el plano físico, Buzzi llegará castigado. Es que debido a la suspensión de vuelos por causa de la ceniza del volcán Puyehue, regresó desde Buenos Aires vía terrestre y hoy tenía previsto retomar sus actividades a primera hora.
Ayer, el tráfico estuvo complicado en la zona de Garayalde y tanto Buzzi como su secretario, Ricardo Trovant, tuvieron que atravesar varias peripecias para llegar a destino.
Por otra parte, ayer brindó declaraciones su secretario de Gobierno, Jorge Echelini, quien si bien respaldó la decisión de Buzzi de recomponer el diálogo con el Gobierno nacional y el reciente encuentro con la presidente de la Nación, Cristina Fernández, adelantó que “es muy poco probable que en las primarias (del 14 de agosto) vote a Cristina Fernández” y añadió: “por mi formación estoy más cerca de Eduardo Duhalde”.
El abogado –que además de representar a los “dragones” siempre mantuvo estrechos vínculos con Das Neves- acotó que “en el gabinete no hay bajadas de líneas”, y enfatizó: “la pluralidad es evidente desde siempre. Buzzi no le ha pedido ni le pedirá a ninguno de sus colaboradores que vote a tal o cual candidato”.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico