Camarda promueve integración para chicos en situación de riesgo

El candidato a intendente por la UCR, Jorge Camarda, mantuvo una reunión recientemente con integrantes del Consejo Municipal de la Niñez, Adolescencia y Familia, a fin de exponer su propuesta para revitalizar el funcionamiento de esa institución, que había sido creada mediante ordenanza en el año 2001 en consonancia con la Ley 4.347, de Protección Integral que rige en la provincia. Para el candidato a intendente, «se trata de una herramienta institucional de profunda importancia para atender la situación de riesgo de niños y adolescentes, inmersos en graves problemáticas de una ciudad que crece sin contemplar a quienes quedan en el camino, aun cuando estos pertenecen a sectores tan vulnerables como el de los chicos».

La intención de Camarda, al dialogar con los integrantes del Consejo, es proyectar líneas de acción en su plan de gobierno para una profunda revitalización del mismo, que ha sido prácticamente dejado de lado durante los últimos cuatro años de gobierno municipal.
El Consejo Municipal debe integrarse por representantes del gobierno municipal y de la sociedad civil. Su objetivo es el diseño, articulación y control de ejecución y cumplimiento de las políticas destinadas a la niñez, adolescencia y familia.
«Hoy vemos situaciones de chicos en la calle, que frente a nuestros propios ojos deambulan y sufren las consecuencias de la marginalidad -dijo Camarda-; hay dolorosas imágenes de pibes aspirando pegamento en una bolsa, lo que nos marca la necesidad de reaccionar como sociedad y desde la función pública. El Consejo es un instrumento para ello, para articular acciones que deben promover la inclusión de estos chicos que hoy están al margen de cualquier proyecto de vida».
Entre las funciones del Consejo Municipal de la Niñez, que es un órgano consultivo y asesor para la planificación, se cuenta la de «promover el desarrollo personal y social de los niños y adolescentes». Para ello, puede «elaborar y proponer al Ejecutivo Municipal las políticas en materia de niñez y adolescencia, creando conciencia social para abordar las temáticas de la niñez y adolescencia como una tarea que atañe a la comunidad en su conjunto».

PARA TODOS
Camarda considera que la revitalización del Consejo es fundamental para planificar el abordaje de una problemática tan sensible como la de los chicos en situación de calle, pero también la de niños y adolescentes que aun dentro de un cierto grado de contención familiar, encuentran dificultades para el pleno respeto de sus derechos.
«La sociedad por lo general reacciona frente a esta situación cuando el problema ya estalló, cuando lo vemos en hechos de violencia provocados por chicos en situación de marginalidad -advirtió el médico, de vasta experiencia en consultorios periféricos de la ciudad-: la solución para esto no es bajar la edad de imputabilidad, no es la expulsión de la escuela, porque así estamos generando más exclusión. Debemos trabajar por políticas de inclusión, apuntalando la atención primaria de la salud y el seguimiento escolar en los primeros años, con instancias de capacitación en oficios para aquellos adolescentes que no están en el sistema escolar o que necesitan una salida laboral para ayudar a sus familias», dijo a manera de ejemplo.
El marco normativo del Consejo se encuadra en la Convención Internacional de los Derechos del Niño. Se trata de un instrumento internacional que incluye a los niños como sujeto de derecho, en el marco del reconocimiento de los derechos humanos.
La propuesta de Camarda en esta materia se basa en el estricto cumplimiento de lo que manda la Constitución Provincial, adherida a aquella convención y siendo Chubut una de las primeras provincias del país en haber creado una ley específica para verificar aquellos derechos, sin que a la fecha se haya aplicado plenamente.
En efecto, la Constitución dice que «la familia asegura prioritariamente la protección integral del niño. El estado, en forma subidiaria, promueve e instrumenta políticas tendientes al pleno goce de sus derechos».
Al respecto, el candidato indicó que «un chico que no tiene atención adecuada en el consultorio periférico o en el hospital no está siendo respetado en sus derechos; lo mismo ocurre si su familia no tiene los medios para asegurar su continuidad en la escuela o no tiene garantizadas las mínimas bases para la convivencia familiar. Las políticas del Estado deben asistir para cumplir esos fines. Si es el Estado municipal el que lo hace, entonces el Estado provincial debe ceder la respectiva contraparte de recursos porque es una responsabilidad no asumida por él y que ejerceremos desde un gobierno con real interés y focalización sobre los problemas de los comodorenses».

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico