Cambiasso: “nadie gana con la camiseta”

“Todos tienen que entender que la Copa América no es una fiesta, es un torneo duro, en el que nadie va a regalar nada”, aseguró el volante del Inter de Italia.

Buenos Aires (Télam)
Esteban Cambiasso, uno de los jugadores emblema del seleccionado argentino de fútbol, afirmó que la Copa América “no es una fiesta” y remarcó que “no hay que subestimar a ningún rival, porque nadie gana con la camiseta” tras el discreto empate 1 a 1 frente a Bolivia, en un partido jugado en el estadio Ciudad de La Plata, por el Grupo A.
“Todos tienen que entender que la Copa América no es una fiesta, es un torneo duro, en el que nadie va a regalar nada y por eso no hay que subestimar a ningún rival, porque nadie gana con la camiseta. La verdad es que me fui muy caliente por el resultado”, afirmó Cambiasso a Télam.
“No se dio el partido que esperábamos. Creamos muchas situaciones en el primer tiempo, pero no pudimos concretarlas. Si hubiésemos marcado, la historia hubiera sido otra”, continuó el mediocampista del Inter de Italia.
Cambiasso, nacido hace 30 años en el barrio porteño de Villa del Parque, no ocultó su fastidio por el magro resultado conseguido frente a Bolivia en el debut en la Copa América.
“No encontramos los caminos. Ellos nos hicieron un gol raro en el inicio del segundo tiempo y nos descontrolamos. Igual empatamos”, puntualizó el jugador argentino más ganador de la historia con 23 títulos.
“El empate no me preocupa, porque no define nada. Ahora tenemos que pensar en ganarle a Colombia (miércoles a las 21:45, en Santa Fe) y a Costa Rica (lunes 11 a las 21:45, en Córdoba) para clasificarnos a los cuartos de final”, agregó el ex volante de Argentinos, Independiente, River Plate y Real Madrid, de España.
Cambiasso rescató el hecho de no haber sentido dolor (venía de una lesión en el muslo derecho) y la actitud del equipo.
“En lo personal me reconforta mucho no haber sentido dolor y en los grupal destaco la entrega y garra de los muchachos, pero es cierto que no jugamos bien”, analizó.
El entrenador Sergio Batista lo sacó en el entretiempo y en su lugar ingresó Angel Di María, un jugador de características más ofensivas.
“El cambio fue táctico. El partido exigía eso. Por ende no le pedí al técnico que me sacara. Pero entiendo y no discuto la decisión”, admitió.
Cambiasso, por último, reiteró que la clasificación “no corre riesgo”, admitió que el equipo jugó “mal” y se lamentó por no haberle regalado un triunfo “a la gente”.
“No hicimos un buen partido. Me da bronca como jugamos. Pero ya pasó y hay que pensar en los partidos que nos quedan”, finalizó.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico