Capacitan inspectores de trabajo en detección de empleo en negro

Esta tarde se realizará una jornada de capacitación para los inspectores dependientes del Ministerio de Trabajo de la Nación. Se espera que en la apertura esté presente el ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Carlos Tomada. La actividad se realiza en el marco de las medidas que impulsa ese Ministerio destinadas a combatir el trabajo no registrado.

La capacitación para inspectores estarán a cargo del subsecretario de Fiscalización y de Seguridad Social de la Nación, Julio Casavelos.
El acto de apertura se realizará hoy en Urquiza 863. Al mismo asistirán autoridades nacionales, provinciales y municipales.
Según explicaron los organizadores, el objetivo de estas jornadas es «capacitar a los inspectores del Ministerio de Trabajo y de la zona del litoral marítimo que tienen a su cargo la fiscalización de los trabajadores que desarrollarán tareas en el ámbito naval».
Sobre esta política el ministro Tomada ha señalado que «en la medida en que el trabajo vuelve a ser el elemento integrador por excelencia junto con la educación, empiezan a repensarse temas como el trabajo no registrado. Lo que hemos hecho hasta acá ha sido recuperar la inspección, crear una institución nueva ya que había doce inspectores para todo el país, no había procedimientos. Lo que se ha venido haciendo -además de resultados concretos que marcan los pequeños avances que hay en el trabajo registrado- es construir la inspección del trabajo: pasamos a tener 400 inspectores y fortalecimos las delegaciones del Ministerio en todo el país. Buscamos demostrarles a los empresarios que el trabajo no registrado es caro».
Tras la crisis económica de 2002, el empleo en negro comenzó a reducirse paulatinamente. En el primer semestre de 2005 llegaba al 47,3% del total de los ocupados, 3,1 puntos porcentuales por encima de los resultados actuales. El 44,2% del primer semestre de este año equivale a 5 millones de empleos en negro.

EN PATAGONIA
En el noroeste, el 50,9% de los ocupados no cuenta con aportes; en tanto en el noreste la situación afecta al 49,5% de la población activa.
En Patagonia los números bajan si se compara con el resto del país pero aún a mediados de 2006 el empleo precario alcanzaba al 24,6% de los ocupados.
Según datos del consultor Ernesto Kritz, el 22% de la población empleada pertenece a un hogar pobre. Entre los trabajadores registrados, esa proporción es del 9%.
En cambio, entre los asalariados privados informales, la pobreza va de 30% a 48%. Y uno de cada tres pobres que trabajan en negro es indigente.
Los estudios de empleo indican que en las empresas de pequeña escala es donde se concentra el origen de la informalidad, lo que indicaría que la calidad del empleo en moneda de cambio a favor de la rentabilidad de las empresas.
Desde el Gobierno se apunta al respecto que el trabajo no registrado no puede ser discutido como una variable de ajuste de costos. «Es lisa y llanamente una ilegalidad, por ello desde el Ministerio estamos trabajando de forma sistemática para erradicarlo», dijo el ministro Tomada oportunamente.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico