Capacitar a los jóvenes es el principal reto social en Truncado

La Secretaría de Desarrollo Social de la comuna truncadense tiene varios desafíos para este año, en una ciudad que en apenas 5 años pasó de tener 12 mil habitantes a superar los 20 mil. Desde esta cartera, deslindaron que la desocupación juvenil y la contención social a nuevas familias radicadas son los principales problemas.

Caleta Olivia (Agencia)

Once áreas dependen de esta Secretaría cuyo titular hoy es Carlos Gutiérrez, quien delineará el organigrama en estos primeros días del año. Para ser más específico, Gutiérrez buscará potenciar en su gestión tres departamentos: Juventud, Mujer y Promoción Social.
Ante todo, este funcionario que ya se había desempeñado en años anteriores en el departamento Juventud de esta comuna del norte santacruceño, habló de propiciar la «capacitación de los jóvenes y las mujeres».
Con la llegada de nuevas empresas, no sólo petroleras sino constructoras, Gutiérrez detectó que los jóvenes no poseen el oficio que aquellas demandan. «Por ahí, vemos que no existe el oficio en los jóvenes de Truncado, por la deserción escolar o por las cuestiones económicas que hemos vivido en el país. Lo que buscamos es que los chicos vuelvan a la escuela, o que tengan su propio oficio alternativo».
Tras explicar que «si bien hay una gran inversión estatal en deportes y en lo cultural, cuesta encontrarle ese atractivo para que los chicos participen». Con preocupación, advierte la presencia del ocio improductivo y del consumo de drogas entre grupos de chicos, sumado a la desocupación generalizada.
«Ha pasado que las operadoras buscan mano de obra, pero se encuentran con que hay muchos ayudantes de ayudantes, pero no hay chicos capacitados en oficios como soldadores o cañistas, que son los que las empresas necesitan», graficó.
Gutiérrez dio otro ejemplo de la problemática cuando vino a radicarse la empresa Petroquímica de Comodoro Rivadavia para la construcción de la cementera, la cual, por falta de mano de obra capacitada, «tuvo que absorber a mucha gente de afuera».

MUJERES
También el secretario reparó en los casos de violencia familiar, sobre todo contra las mujeres. Para atender esta cuestión, ponderó la idea «que anda merodeando aquí, como la de crear la Comisaría de la Mujer, como existe en Chubut, para asistir hechos como maltrato, abuso o abandono».
El funcionario comentó que en esta ciudad «se formó un interesante grupo de autoayuda» que está comenzando a trabajar de manera interinstitucional con el juzgado local, las escuelas y los abogados para auxiliar a las mujeres víctimas de la violencia».
Paralelamente, quiere fortificar la labor de «promoción social» para asegurar la red de programas que pueden «bajarse» desde los gobiernos nacional y santacruceño.
Asimismo, el departamento de esta área «pretende ser el nexo entre las ONG y el municipio», para alcanzar «financiamiento de microemprendimientos y proyectos laborales».
Es que, según contó Gutiérrez, por ahora siguen realizándose tareas de estricto asistencialismo a las familias con problemas sociales, pero reconoce que hay que «cambiarlo por desarrollo, que el vecino se sienta digno, que la persona se sienta digna, con trabajo genuino».
Asimismo, surgen otros dilemas ante la llegada de más personas a la ciudad. «No hay casas para alquilar. Mucha gente viene a probar suerte con la valija sola y después, desde Desarrollo Social, tenemos que atenderlos por las necesidades, y en gran escala», expresó, refiriéndose a las personas que provienen, sobre todo, del norte del país y hasta de Bolivia.
Por último, describió que ha cambiado en los últimos años «hasta lo cultural en lo que antes era una vida de pueblo, donde todos nos conocíamos y ahora salís a la calle y parece que no conocieras a nadie».

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico