Capturan una banda en Cariló

Cuatro hombres armados que se movilizaban en un auto por el club de golf de Cariló fueron detenidos durante un operativo, y los investigadores creen que los apresados forman parte de una banda que cometió al menos tres robos a turistas en esa localidad y en la ciudad de Pinamar.

Buenos Aires (Télam)
El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, dijo que “en principio, habría tres hechos esclarecidos con la detención de esta banda que tenía a maltraer a las familias que estaban veraneando en Pinamar y en Cariló”.
De acuerdo a los datos con los que cuenta el gobernador, los detenidos serían los autores de los robos cometidos el 2 de enero en Pinamar, el 5 de enero también en esa ciudad balnearia y la semana pasada en la casa de un abogado que veraneaba junto a su esposa y su hijo de 10 años en Cariló.
Fuentes policiales dijeron que las detenciones se concretaron cerca de la medianoche en Shaw y De la Lisa, en proximidades del Cariló Golf Club, cuando los cuatro hombres se movilizaban en un Peugeot 206 color blanco con vidrios polarizados.
Un jefe policial explicó que los jóvenes apresados se encontraban merodeando la zona aparentemente en busca de una casa a la cual entrar a robar.
Se trata de cuatro muchachos de la zona oeste del conurbano que, según dijeron, acababan de llegar a la costa. “Uno de ellos dijo ser de Moreno, otro de Ituzaingó y otro de Morón”, afirmó una pesquisa.
Según las fuentes, se les secuestró un revólver calibre 38, otro calibre 32, un cuchillo de 20 centímetros de hoja con mango blanco y guantes de látex.
Los detenidos quedaron alojados en la comisaría de Pinamar y recién hoy podrían ser sometidos a una rueda de reconocimiento por parte de las víctimas.
Según los pesquisas, en Pinamar y Cariló actúan al menos dos bandas delictivas, una de las cuales sería la que integraban estos hombres detenidos.
La modalidad de estas bandas es prácticamente la misma, aunque unos actúan en los distintos hechos con sus rostros tapados con pasamontañas y otros lo hacen a cara descubierta.
Ambos, de acuerdo a los investigadores, ingresan aprovechando el descuido de los turistas que pasan las vacaciones, actúan con guantes de látex, maniatan con violencia a sus víctimas, revisan las casas y se llevan todo lo que pueden.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico