Carrió le insistió a Macri que quiere ver a Garavano destituido por juicio político

El enfrentamiento de la líder de la Coalición Cívica con el ministro de Justicia se inició la semana pasada luego de que este dijera que para un país "nunca es bueno que se pida la detención o se detenga preventivamente a un expresidente".

La jefa de la Coalición Cívica-ARI, Elisa Carrió, reavivó ayer su enfrentamiento con el ministro de Justicia, Germán Garavano, al revelar que no le pidió al presidente Mauricio Macri la renuncia del funcionario sino su “destitución por juicio político” y confirmó que hoy presentará en el Congreso un pedido en esa dirección.

“La impunidad no es negociable”, enfatizó Carrió en declaraciones radiales con lo que demostró que la disputa con Garavano está lejos de quedar saldada.

Macri y Carrió coincidieron ayer a la mañana por primera vez en público tras el enfrentamiento de la líder de la Coalición Cívica con el ministro de Justicia, al participar en el CCK del lanzamiento del programa Argentina Exporta; y si bien no dialogaron, intercambiaron un tibio abrazo para tratar de descomprimir la tensión que provocó la diputada, la semana pasada, al poner en entredicho la conducta de Garavano.

En un tono conciliador, al cerrar el acto, Macri pareció dar un guiño a la diputada, que lo escuchaba desde la platea, al enfatizar que el fomento de las exportaciones no es “una visión sólo del presidente” sino de todo Cambiemos; y destacó: “Por eso la doctora Carrió estuvo viajando por el país, y hoy nos acompaña”.

Sin embargo, al ser consultado por la prensa por esa disputa, luego de una reunión de gabinete, el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, opinó; “nadie debe condicionar al presidente” y señaló: “el presidente desde el minuto uno ha luchado contra la impunidad y la corrupción”.

También la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, se pronunció en el mismo sentido, al asegurar que Macri “es el principal motor de la lucha contra la corrupción y la persona que más ha hecho por la transparencia en nuestro país”.

Antes de la llegada de Macri al acto, Carrió había insistido con el desplazamiento del funcionario y aseguró: “Me voy a amigar con el presidente cuando me lo saque a Garavano”.

Carrió profundizó sus críticas hacia Garavano en declaraciones a radio La Red, al anticipar que hoy presentará formalmente su pedido de juicio político, aunque no quiso adelantar detalles de las causales.

Y, remarcó: “lo que dijimos, dijimos, eso no significa que no haya unidad” en Cambiemos.

“Yo no le pedí la renuncia (de Garavano) al presidente, pedí su destitución por juicio político”, resaltó Carrió al afirmar que no pretende “ejercer las funciones del presidente, pero sí las propias”.

En ese marco, aclaró: “estoy bien con Macri, salvo obviamente la diferencia en materia de impunidad que creo que se va a ir resolviendo”.

La diputada insistió con que para ella “la impunidad no es negociable. Hubo muchas cosas raras y yo en eso no tranzo, así que ahí también tiene que haber línea recta y no doble juego”.

“Ya se van a resolver las cosas. A mí no me importan las personas. Pero tiene que haber una línea y un eje y muy coherente en términos del fin de la impunidad”, insistió la diputada.

El enfrentamiento de Carrió con Garavano se inició la semana pasada luego de que el ministro dijera que para un país “nunca es bueno que se pida la detención o se detenga preventivamente a un expresidente”, en medio del nuevo procesamiento con pedido de prisión preventiva de Cristina Fernández de Kirchner, tras lo cual la legisladora anticipó que su bloque pediría el juicio político del funcionario.

“Estos dichos de Garavano son una vergüenza para la República y la división de poderes”, había señalado Carrió y difundió una carta a través de las redes sociales, en la que advirtió que “una de las condiciones del acuerdo que construyó Cambiemos fue el fin de la corrupción y la impunidad para siempre”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico