Casi 12 años para el que mató a su mujer al sorprenderla con otro

Luis Currumil fue condenado a 11 años y 9 meses por el crimen de Mónica Tacumán, a quien mató a golpes luego de encontrarla con un amigo común.

La fiscal general Carolina Marín recibió este martes la notificación enviada a las partes por el tribunal de enjuiciamiento integrado por Marcelo Nieto Di Biasse, Mariel Suárez y Mirta Moreno, donde comunicaron la sentencia mediante la cual impusieron la pena de once años y nueve meses de prisión para Luis Gerardo Currumil, hallado culpable del homicidio agravado en perjuicio de Andrea Mónica Tacumán, ocurrido en la localidad de Paso de Indios en marzo de 2019.

Los magistrados valoraron las pruebas y testimonios recogidos por el Ministerio Público Fiscal y así se pudo acreditar durante el debate lo ocurrido el 19 de marzo de 2019 cerca de las 3 de la madrugada, cuando Currumil regresaba a su vivienda que compartía con la víctima, con quien estaba en pareja hacía aproximadamente cuatro años.

Previamente, los mencionados junto a un amigo concurrieron a una casa vecina donde estuvieron bebiendo y en algún momento el ahora condenado se retiró después de haber mantenido alguna discusión.

Luego de esto, la mujer y el amigo común fueron a la casa de la pareja, manteniendo allí relaciones. Cuando Currumil llegó, las puertas del frente y trasera estaban cerradas, por lo que observó por una ventana a su pareja y su amigo en la cama.

Fue entonces que reaccionó intempestivamente y derribó a golpes la puerta trasera. Al irrumpir, golpeó al hombre que huyó desnudo, dejando sus ropas y documentos. Luego, el agresor golpeó con puños y la culata de un rifle de aire comprimido a la mujer, hasta acabar con su vida.

Las certificaciones médicas aseguran que Andrea Mónica Tacumán murió por una hemorragia cerebral severa. Se le constataron unos 27 golpes en su cuerpo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico