Casi se matan porque uno quería escuchar música y el otro mirar fútbol

El elevado volumen de la música que impedía escuchar la transmisión del partido que el jueves pasado jugaron River Plate y Cerro Porteño por la Copa Libertadores desató un episodio violento que estuvo a punto de terminar en tragedia.

Según informó la Fiscalía de Rawson, el hecho se produjo en la confitería del Club Germinal de Rawson por las molestias que producía el agresor contra quienes observaban el partido de fútbol en el televisor del lugar.

El elevado nivel de la música impedía escuchar el relato de Juan Manuel “Bambino” Pons y los comentarios del Chavo Fucks, por lo que la situación desencadenó una acalorada discusión, hasta que finalmente Víctor Alewy se dirigió hacia un auto, regresó con un revólver calibre 22 y gatilló dos veces contra Edgardo Pedraza, sin que salieran los proyectiles.

La víctima logró arrebatarle el arma y la ocultó en un depósito del lugar mientras llegaba la Policía convocada por otras personas que se encontraban en el sitio.

El agresor intentó además usar un cuchillo que la policía luego le encontró entre sus piernas. Alewy había llegado al lugar junto a Javier Triviño, que en la causa está considerado testigo del hecho.

A instancias de la fiscal general Florencia Gómez y de la funcionaria de Fiscalía Patricia Cárcamo, el hecho fue caratulado como homicidio en grado de tentativa, además de portación y tenencia ilegal de arma de fuego.

La situación de detención de Alewy se producirá en una nueva audiencia el 9 de septiembre.

La audiencia fue presidida por el juez penal, Fabio Monti, quien dispuso la prisión preventiva. Para los fiscales que junto a la Policía investigan el hecho que se produjo delante de varios testigos, se está frente a un intento de homicidio ya que el arma fue apuntada a zonas vitales de quien resultara víctima del hecho.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico