Caso Espinosa: la fiscalía acusó a Ademar Araujo por el homicidio

El juicio por el asesinato del empresario pesquero Raúl “Cacho” Espinosa, ocurrido el 30 de enero de 2003 en Puerto Madryn, dio un giro inesperado. La fiscalía pidió la absolución de Domingo “El Bizco” Segundo, quien está imputado como autor material del crimen y acusó por esa calificación a Ademar Araujo, informaron fuentes judiciales.

La fiscalía de Puerto Madryn, previamente a comenzar con los alegatos, planteó que de la interpretación de la prueba originada durante el juicio, surgía a su entender que el acusado Ademar Araujo es el autor del homicidio de Espinosa. De esa forma, los defensores de Araujo tendrán un plazo legal para preparar la defensa técnica hasta el 10 de agosto cuando se reanude el debate.
La parte acusadora además del sobreseimiento de Segundo requirió la misma medida para el imputado de presunto partícipe secundario del hecho, Benjamín Bustos. En el juicio surgieron elementos que benefician a estos dos últimos y los fiscales adelantaron que no se formulará acusación sobre ellos.
La acusación para Araujo mutó de la de partícipe a la de “homicidio agravado por alevosía”, que prevé una pena de prisión perpetua.
En los alegatos las querellas solamente acusaron a Segundo en la elevación a juicio, y por lo tanto sólo podrán basar los alegatos en contra de su persona. Sin embargo, abogado de la ex pareja de la víctima Lorena Gabarrus, Matías Cimadevilla acusará a Segundo como autor del homicidio.

NUEVO SOSPECHOSO
Dos de los testimonios claves que tomó la fiscalía para acusar a Araujo son los de los comisarios retirados Juan Carlos Galarza y Cristóbal González, policías de la provincia de Buenos Aires que conocieron la confesión extrajudicial de Araujo, antes y después del asesinato.
Los fiscales además valorarán las restantes pruebas controvertidas en el juicio como autopsia, testimonios, secuestros de elementos, documentales, inspección y reconstrucción del crimen.
Los acusadores sostienen que en el momento del asesinato, Araujo esperó en cercanías del domicilio del empresario, situado en Lewis Jones 140. Una vez que arribó Espinosa a bordo de su automóvil acompañado por su pareja, se acercó mientras su víctima cerraba la hoja del portón. Allí efectuó un disparo que impactó en la zona central del pecho, actuando sobre seguro y habiendo estudiado el terreno con anterioridad.  Antes de caer al suelo, Espinosa forcejeó violentamente con Araujo, minutos más tarde falleció, indica la acusación.
En cambio, para el abogado querellante que representa a la entonces pareja de la víctima, el autor del disparo fue “El Bizco” Segundo.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico